México recuperó 428 piezas arqueológicas procedentes de EEUU

El INAH recibió un lote de piezas como puntas de proyectil, cuchillos de pedernal, artefactos de concha y hueso, fósiles marinos y elementos orgánicos

México recibió de Estados Unidos 428 bienes arqueológicos que datan del periodo Posclásico Tardío (900-1600 d. C.), asociado a culturas del desierto asentadas en el norte mexicano y el sur estadounidense, informaron autoridades de la Secretaría de Cultura federal.

“La Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), recibió de parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) 428 bienes arqueológicos procedentes de los Estados Unidos”, precisó la dependencia en un comunicado conjunto con Relaciones Exteriores.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, el lote de objetos fue entregado por el Consulado mexicano de Portland, Oregón, y recibido en México por el subdirector de Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH, Jaime Alejandro Bautista.

Salvador Tinajero, consultor Jurídico Adjunto B en la SRE, señaló que los elementos (puntas de proyectil y raspadores elaborados en pedernal, artefactos de concha y hueso, además de dos cuchillos que preservan su enmangue original) “son representativos de comunidades seminómadas de cazadores-recolectores”.

Entre los objetos entregados en la sede diplomática destacan dos elementos de material orgánico: un huarache y un fragmento de un petate, en regular estado de conservación.

Asimismo, fueron devueltos a México diversos fósiles marinos del género Exogyra, los cuales han sido fechados hacia el periodo Cretácico, con una antigüedad estimada en 60 millones de años.

El arqueólogo Alejandro Bautista indicó que cada una de las 428 piezas será resguardada por el INAH e inscrita en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos de la institución, con la posibilidad de que lleguen a formar parte de exposiciones en recintos museísticos.

Hizo hincapié en mantener los lazos de colaboración con gobiernos de otros países a fin de promover la cultura de la restitución de bienes patrimoniales a sus naciones de origen.

Asimismo, realizó un llamado a la población en general a evitar ser partícipes del saqueo de sitios patrimoniales y del tráfico ilícito de bienes históricos y arqueológicos, ya que una consecuencia de tales delitos es la pérdida de la información del contexto de las piezas.

La recuperación es parte de la política exterior del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien tiene como “prioridad” recobrar el patrimonio histórico y cultural, según señaló hace unos días el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

El pasado 26 de julio, el gobierno de México, a través de la Secretaría de Cultura, de Relaciones Exteriores y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informaron que en lo que va del Gobierno de López Obrador se han recuperado más de 8 mil 900 piezas arqueológicas que se encontraban en el extranjero y que fueron devueltas al país de manera paulatina.

“Se trata de la restauración de la dignidad, como lo dijo Wole Soyinka. Y justamente de la dignidad de aquellos que siempre han estado despojados y discriminados, de las culturas que han resistido 500 años, que están vivas que merecen reconocerse en la grandeza de su pasado. Es hacerle justicia a las culturas que nos precedieron”, señaló Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

Por otro lado, el canciller, Marcelo Ebrard comentó que es ahora una prioridad en la política exterior la recuperación del patrimonio histórico y cultural. La cual ha ido avanzando a través de las embajadas mexicanas en el resto del mundo.

“Llevamos 8 mil 970 piezas recuperadas, lo cual significa que si lo comparamos con el sexenio anterior, llevamos más del 55% de lo que antes se había recuperado”, afirmó.

Para el buen desarrollo de esta estrategia, el canciller desglosó el plan de trabajo que manejaron, el cual consta de 3 acciones. El primero: la entrega voluntaria, es decir concientizar, insistir, quienes tienen los derechos de diferentes tipos de colecciones. Segundo, los decomisos mediante la ley y tercero, la cancelación de subastas que esto no se había logrado hasta ahora.