El mundo no está tomando la dirección correcta ante cambio climático, advierte ONU

La apertura oficial de la Cumbre del Clima (COP24) este lunes en Katowice, Polonia, supone el arranque de dos semanas de negociaciones para fijar cómo se va a aplicar el Acuerdo de París para frenar el calentamiento global.

El mundo “no está tomando la buena dirección” para frenar los efectos catastróficos del cambio climático, afirmó este lunes el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, al inicio de la cumbre.

Aunque somos testigos de devastadores impactos climáticos que provocan el caos en todo el mundo, seguimos sin hacer lo necesario, no vamos suficientemente rápido” advirtió Guterres.

Guterres pidió que gobiernos e inversores apuesten “por la economía verde y no por el gris de la economía carbonizada”.

Asimismo, recordó la necesidad de “movilizar cuanto antes recursos para mitigar el avance del cambio climático”, durante su intervención ante los delegados asistentes a la cumbre, ante quienes destacó la oportunidad económica que supone la transición a un modelo económico respetuoso con el medio ambiente.

No estamos haciendo lo suficiente para capitalizar las enormes oportunidades sociales, económicas y ambientales que supone la acción climática”, afirmó Guterres.

“Calculamos que alrededor del 75 % de la infraestructura necesaria para que en 2050 podamos tener una economía más limpia aún está por construirse”, precisó el secretario, quien agregó: “Pero para lograr esto, hay que eliminar los subsidios de los combustibles fósiles, que tanto daño hacen al medio ambiente”, añadió el secretario general de la ONU en un mensaje que bien podría ir dirigido expresamente a Polonia, país anfitrión de esta COP, donde el 80 % del mix energético se basa en el carbón, un mineral fuertemente subvencionado en la economía polaca.

Guterres abogó por “movilizar sin dilación los 100.000 millones de dólares anuales” que los países desarrollados se comprometieron a facilitar en el Acuerdo de París de 2015.

Tenemos la responsabilidad colectiva de invertir para evitar el caos climático global, consolidar los compromisos financieros asumidos en París y ayudar a las comunidades y naciones más vulnerables”, pidió Guterres, en su discurso de apertura de la COP, al que no asistió ninguno de los líderes de los principales países desarrollados.

La Cumbre del Clima, que se prolongará hasta el 14 de diciembre, tiene la misión crucial de encontrar las fórmulas para implementar el Acuerdo de París de 2015, que insta a frenar el calentamiento global recortando de forma drástica las emisiones contaminantes.