Nada cambió en Canadá tras su acuerdo con EU

Canadá logró importantes concesiones de los negociadores estadounidenses del TLCAN, llamado provisionalmente USMCA, pero también tuvo que ceder en algunos rubros. El gobierno de Justin Trudeau logró proteger sectores productivos como el automotriz y el de la madera y, mantener fuera del acuerdo las industrias culturales.

“Canadá sale bien posicionado, puesto que garantiza el libre comercio con Estados Unidos por, al menos, los próximos 16 años, lo cual disminuye la incertidumbre acerca del futuro del tratado prácticamente en un 100%”, asegura Brett House, vicepresidente y jefe economista adjunto de Scotiabank.

Aunque no todos coinciden. “Es muy importante seguir manteniendo la competitividad de los sectores aeronáutico y automotriz; eso es muy bueno, pero creo que el periodo para revisar el acuerdo es demasiado corto: de 16 a 20 años es un mínimo para garantizar inversiones”, observa Marie Lapointe, presidenta de AluQuebec, un organismo que agrupa a los transformadores del aluminio de esa provincia.


Al igual que México, Canadá tuvo que ceder en algunos puntos rojos. Para que Estados Unidos aceptara mantener el capítulo 19 sobre la resolución de controversias, como pedían los canadienses, el gobierno de Trudeau hizo concesiones en perjuicio de sectores como el lácteo, recuerda House.