Viene una oportunidad para México, un renacer: Delegado Especial de Morena en Michoacán

La llegada de Andrés Manuel López Obrador al Poder Ejecutivo del país es una oportunidad para todos, en donde el tabasqueño es "solo un instrumento" del cambio que ya requería el país dentro de este nuevo proceso que representa una gran oportunidad de reconstruir a México. Es un renacer, definió Sergio Pimentel Mendoza, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional del Morena, y hombre cercano al tabasqueño desde 1997.

En entrevista concedida este Viernes en la sede estatal del Movimiento de Regeneración Nacional, el muy querido y llamado Yeyo dentro de las filas del partido guinda, admitió que "lo que viene es una oportunidad, pero nos puede salir muy mal a todos, pero nos puede salir muy bién y eso es algo que todos debemos celebrar desde donde estamos".

Reveló que en sus 48 años de vida nunca había visto ni vivido un escenario así para México: "todo era toparse contra pared, pero ahora tenemos la oportunidad de construir un país diferente para nuestros hijos".

Pimentel Mendoza definió el cambio que necesitaba México no era exactamente Andrés Manuel López Obrador: "no, el cambio que necesita México somos todos, Andrés lo único que es es un facilitador, Andrés pudo llegar al Poder pero todos vamos atrás de él, digamos que Andrés, y así lo ve nuestro movimiento, es una herramienta de la sociedad".

-¿Pero ganó por hartazgo del PRI, o porque es Andrés, o porque era ya el tiempo para México?: "yo creo que es una combinación de todo eso. Yo creo que ganó porque ha sido tenaz, ha sido un luchador incansable, porque la gente estaba harta no solo del PRI sino del régimen estaba harta, estaba harta de la injusticia, de la inseguridad y de la pobreza y podemos hacer una lista de doscientas cosas de las que la gente estaba harta".

-Pero no hay una varita mágica: "por supuesto, yo no la conozco y no ha existido en la historia de a humanidad ni en ningún modelo de país, salvo contadas excepciones".
Yeyo dijo sobre quienes votaron por AMLO que "no hay varitas mágicas, hay esfuerzos colectivos, hay posibilidades, hay voluntad. De nuestra parte está toda la voluntad de construir con todos".

Sobre las voces y posturas diferentes e ideologías que hay en México y la posibilidad de que éstas dificulten jalar todos juntos en esta llamada transformación, respondió que "se hace hablando y dialogando. ¿Hay demasiadas? no, hay las que hay y con todas todos tenemos que tener la habilidad de construir con ellos. Lo que este país ya no necesita es pelear, confrontarse, hacer oídos sordos a los demás", fue claro.

Lo que Morena no va a hacer es pelar con nadie, definió.

-Andrés peleaba y arengaba...: "Andrés luchaba y tenía que ir abriendo espacios con mucha fortaleza, ahora el momento es otro, porque gobernar es algo diferente", observó.
Pimentel Mendoza quien dijo tener el 98 por ciento de posibilidades de ser el próximo dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional en Michoacán, desestimó que sea eso lo importante por ahora: "si no sucede no importa porque no se trata de personas, se trata de un movimiento y no importa quien sea sino que la organización al interior de nuestro partido está bien, estamos fuertes, estamos sólidos y estamos unidos".

Eso sí, admitió, se necesita un buen lider "eso es hasta en las familias", y definió que es tan fuerte la organización en Morena "que no importa a quien pongamos: está rodeado de liderazgos que van a hacer que siempre respete el camino".

Por lo pronto repuso: "yo no sé si ser presidente del Morena en Michoacán es como para que lo feliciten a uno, estoy seguro de que es hasta malo para la salud, de verdad", y para los morenistas la prioridad es "lo que va a suceder mañana y organizarnos bien para gobernar con dignidad este país". La unción de nuevo dirigente estatal puede esperar, reviró, y pasado el 24 de Diciembre "ya que nos acomodemos ".

"No importa dónde te pongan, es construir un país mejor, no es cuestión de nombres", afirmó finalmente sobre su futuro dentro del morenismo.

Yeyo, quien tiene 21 años trabajando al lado de López Obrador y le ha visto "en las buenas y en las malas,con el partido en crisis y el movimiento sin dinero, sin financiamiento, atacado, a punto del desafuero, lo he visto en cualquier tipo de circunstancias humanas que tú te puedas imaginar", relató y ahora es distinto: "nunca lo había visto más fuerte y más seguro de lo que quiere como está ahora, y eso es bueno para todos nosotros".