Aquamación, una forma de cremación más ecológica, llega a México

La cremación repercute de manera negativa en nuestro planeta, pero ahora gracias a la Aquamación, es más ecológico despedirnos de nuestros muertos.



Un nuevo método de cremación ha llegado a México. La Aquamación, que es una técnica que utiliza la hidrólisis para acelerar el proceso natural de desintegración en las células, brinda beneficios tangibles para el medio ambiente.

Si bien cremar a nuestros muertos es más ecológico que enterrarlos, ambas opciones contribuyen a la contaminación del planeta.

Los entierros propician la tala excesiva de árboles, además de que el embalsamiento que se utiliza para conservar el cuerpo durante la ceremonia de despedida, está compuesta de líquidos que contaminan el agua, como el arsénico, mercurio y formaldehído (considerado cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud).



Por otra parte, un cuerpo cremado emite gases de combustión que al ser canalizados a la atmósfera genera compuestos como vapor de agua, monóxido de carbono y dióxido de azufre.

Por lo tanto, la Aquamación es la alternativa más ecológica hasta el momento, ya que utiliza hasta 90 por ciento menos energía en comparación con la cremación tradicional y emite 160 veces menos partículas finas que se crean a partir de un cuerpo incinerado.

Esta opción se practica en países como Canadá, España y Estados Unidos, desde hace años; y cumple con las regulaciones ambientales existentes.



Con una inversión superior a los 34 millones de pesos, esta práctica funeraria ecológica es posible en México gracias a la recién remodelada empresa de servicios funerarios Gayosso del Río, ubicada en Tijuana, Baja California.

“Estamos muy orgullosos de ser los pioneros en apostar por nuevos métodos y brindar mejores alternativas limpias que permitan despedir a nuestros seres queridos con mayores beneficios que reducen el impacto ambiental.” Carlos Lukac, director general de Grupo Gayosso.

Por último, cabe mencionar que tras la renovación, ahora cuentan con ocho salas de velación, un nuevo mausoleo con capacidad de seis mil nichos, la creación de la sala del último adiós y sesiones de antología.

Te dejamos un video para comprender mejor el proceso: