Colonos afectados por inundaciones continúan con labores de limpieza

El día después de las inundaciones, las personas afectadas, comenzaron las limpiezas de hogares y calles, y acusan falta de ayuda por parte de las autoridades municipales.



En un recorrido realizado por las colonias "Jacarandas", "Primo Tapia" y "Carlos Salazar" que fueron las que mayor afectación presentaron, se pudo apreciar que bajó el cauce del agua, en algunas calles por completo y otras presentaban encharcamientos, continuaban sacando el agua del interior de sus hogares, se pudo apreciar capas de lodo sobre las calles y basura.



En ese sentido, personal de la Policía Michoacán iniciaron labores desde muy temprano ayudando a la limpieza de calles, en coordinación con elementos del Ejército Mexicano pertenecientes al Plan DNIII-E y de la Secretaría de Desarrollo Metropolitano e Infraestructura; así como, las instancias de residuos sólidos, se llevaban todos los muebles y enseres que los afectados daban por sentados como pérdida total.



De igual manera, vecinos de la colonia "Jacarandas", como las señoras Amalia Campos y Marta Duarte, señalaron que no han recibido ayuda desde el día de ayer, ya que sólo les han llevado algunas botellas de agua, lechitas y barras, por parte de autoridades y que algunos vecinos son los que les llevaron comida y les han brindado más ayuda que el propio alcalde, a quien reclamaron que no los ha visitado, ya que sólo llegó a las zonas secas de la colonia, pero ni siquiera pudo acercarse a través de alguna máquina o camión de los que andaban en labores de ayuda.



Así mismo, se mostraron consternados por el hecho de que no será la primera vez que les toque a ellos, iniciar de nuevo con la reposición del patrimonio que perdieron, ya que acusaron que cada año es lo mismo, sólo los "callan" con una despensa y no les ayudan con nada más, por lo que ya están viendo el como reponer sus muebles y enseres perdidos.



Pero como en toda contingencia siempre aparecen los voluntarios, como los que han acudido a ayudar a las colonias afectadas, como es el caso de Juan Manuel García, quien es un joven propietario de una panadería que durante toda la mañana estuvo ofreciendo bolillos a todos los afectados con lo cual en compañía de sus amigos hicieron la buena obra del día y de ayudar al prójimo.