PRD busca liquidación total de su sindicato

El presidente nacional del PRD, Manuel Granados, informó a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional que debido a la crisis en el partido, no se tienen recursos para solventar la siguiente quincena de los 200 trabajadores sindicalizados, por lo que pedirán la liquidación total del Sindicato Unión de Trabajadores del Partido de la Revolución Democrática (SUTPRD).

En la reunión del jueves del Comité Ejecutivo Nacional, Manuel Granados aseguró que él asumirá "toda la carga política, coyuntural, crítica o la chingada que venga".

El dirigente nacional dijo a los secretarios que se había realizado un programa de retiro voluntario, pero que "pocos aceptaron", por lo que ya no se podrá liquidar al resto, incluyendo a los trabajadores de confianza, y que esto había sido un acuerdo de todas las corrientes.

En un audio de la reunión, se escucha a Granados hablar con franqueza a la dirigencia perredista y advertirles que también sus colaboradores tendrán que dejar el partido "sin distingos".

Afirmó que se debe reducir la nómina de 16.5 millones de pesos a sólo 5 millones de pesos para poder continuar con los trabajos partidistas.

"Quiero desde ahora decirles que asumo toda la responsabilidad en las decisiones financieras y espero contar con su respaldo.

"Si no es así, yo asumo en lo personal toda la carga política, coyuntural, crítica o la chingada que venga"

El líder perredista culpó que parte de la crisis en el partido se debe a la deuda por la multa que dejó el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cuando fue candidato en 2012.

"Ya no hay forma de cumplir con esas obligaciones presupuestales, tenemos que tomar decisiones drásticas, en sus términos, drásticas en todos sus términos para todas las secretarías, para todo el personal del partido, sin ambigüedades.

"Ha sido un acuerdo de todas las expresiones políticas, de todas, en términos de generar condiciones de borrón y cuenta nueva y empezar de cero. Se los digo porque no pude haber privilegios para unos, las decisiones van a ser parejas y en ese sentido yo quiero adelantar, con la carga política que eso representa al presidente del partido, que esas decisiones no tienen vuelta de hoja porque no tiene forma de cumplirse financieramente o presupuestalmente".