Por qué no nos gusta leer...

*La hipótesis clásica sostiene que la escritura apareció de manera independiente en Egipto, hacia el año 3250 a.C., y en Mesopotamia unos 200 años más tarde, así como en China y América —en el mundo maya— durante el primer milenio antes de nuestra era*


Se sabe que la escritura funge como preservadora del conocimiento, de modo que quien sabe leer sabe escribir, y viceversa. Además, una buena ortografía nace de mucha lectura, pero a pesar de contar con una variedad infinita de soportes que nos acercan a la lectura —periódicos, revistas, libros, redes sociales—, existen algunos factores que nos alejan de ella.

Una de las causas principales es el analfabetismo. Éste no implica no saber leer o escribir, sin embargo, implica el no poder comprender y tener habilidades progresivas que permitan a las personas integrarse de mejor manera a la sociedad y al mundo del conocimiento. Esto desencadena un déficit de atención presente en las nuevas generaciones.

Como ejemplo tenemos a la generación millenial o Y —nacida entre 1983 y 1999—, la cual es hasta ahora la que menos lee libros y texto corrido; tiene un lapso de atención de 15 minutos. En el otro extremo se encuentra la iGen o generación Z —nacida entre 1999 y 2018— la cual revisa su teléfono 80 veces al día y tiene menos de 5 minutos de atención.

«El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino del alma», leer te viaja, leer te libera, un libro te acompaña siempre y es tu mejor aliado. Club Premier y Gandhi se suman a los esfuerzos de fomentar el hábito de la lectura en México, para hacer de los libros una experiencia memorable.