El nuevo iPhone es hasta 7,000 pesos más caro en México, ¿por qué?

Las razones por las que el nuevo iPhone es hasta 7,000 pesos más caro en México

Si en algún momentos hiciste las cuentas, seguro notaste que el precio de los nuevos iPhones es mayor en México que en Estados Unidos: el precio del exhibidor no es el mismo al aplicar la conversión de dólares a pesos mexicanos. Y esto se debe, en esencia, a que Apple puede darse ese lujo.

Así lo explica Ernesto Piedras, director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), quien agrega que son varios los factores por los que la firma de Cupertino puede manejar precios distintos en su mercado local (Estados Unidos) y en el mercado mexicano, y en su mayoría obedecen a aspectos mercadotécnicos y de economía de escalas; y otros aspectos, como los impuestos y la logística, tienen una mayor incidencia.

Cuando los nuevos dispositivos de Apple fueron presentados hace unas semanas, el debate principalmente giró alrededor de qué tan innovadores o no son dichos smartphones; sin embargo, pocos mencionaron la diferencia que hay entre el precio dado a conocer por Tim Cook en Estados Unidos y el precio en que se comercializan las versiones Xs y Xs Max en México, que puede ser de hasta 7,000 pesos más.

Si tomamos como referencia el modelo de 64GB del iPhone Xs el precio en EU es de 999 dólares, que tomando un tipo de cambio de 18.87 pesos, se convertiría en 18,870 pesos. Sin embargo, en México ese mismo smartphone se vende en 24,999 pesos, es decir, 6,129 pesos más que al hacer la conversión de divisas.

En el caso del Xs Max pasa lo mismo: de 1,449 dólares que cuesta la versión con 512GB (que son cerca de 28,280 pesos), en las tiendas mexicanas se oferta en 35,499 pesos, esto es una diferencia de más de 7,200 pesos.

¿Por qué existe esta diferencia de precios entre las tiendas de la marca de México y las de Estados Unidos? De inicio, basta señalar que el precio no se trata de una mera conversión de monedas, sino también de decisiones que toma la marca para cada mercado al que llega, tomando en cuenta, entre otros factores, la economía de escalas, el valor de la marca y las condiciones propias de cada país destino.

Así, explica Ernesto Piedras: no es lo mismo vender un iPhone Xs de 64 GB en 999 dólares en un mercado de más de 300 millones de personas, que en uno de poco más de 120 millones, por lo que a menor volumen, mayor precio al consumidor. En EU, según datos de Counterpoint al segundo trimestre de este año, Apple tiene una rebanada del 40% en el mercado de smartphones, seguido de Samsung (25%) y LG (16%).

Mientras que en México su rival Samsung tiene el 34.4% de participación de mercado, de acuerdo con las cifras de participación de mercados de los smartphones en México al segundo trimestre del año, recabadas por The CIU. No obstante, la fabricante surcoreana tiene una oferta de dispositivos en prácticamente todas las gamas del mercado.

Lee también: Las nuevas características que iOS 12 agregó a tu iPhone

Con sus precios, Apple también logra mantener la etiqueta de “aspiracional” en sus dispositivos, los cuales compiten sólo en la gama alta; caso contrario a la de su rival surcoreana Samsung. Lo que también da paso a un fenómeno que ocurre en México, y no en EU, que las versiones anteriores (hasta de 3 años previos) se mantengan con vida a través de un mercado secundario, o de segunda mano.

Así, mientras que en Estados Unidos los smartphones “viejos” son desechados, en México son “heredados” a un familiar o amigo, o vendidos a través de las casas de empeño o mercados informales, ya que los usuarios “desean” uno de estos dispositivos aunque no sea el modelo más reciente, detalla Piedras.

Por otro lado, los aspectos fiscales, apunta el experto, son los que tienen una menor injerencia en los precios de los dispositivos de Apple, en gran medida al cobijo del aún vigente TLCAN; así como a que están “blindados” de cierta forma mientras se tenga inventario previo a algún evento que dispare el tipo de cambio.

Como ejemplo, Piedras recuerda el lanzamiento del iPhone 7 (en septiembre de 2016) y el cual no tuvo una subida de precio considerable cuando la paridad MXN/USD se elevó hasta los 22 pesos tras conocerse la victoria electoral de Donald Trump. Esto debido a que las tiendas en México tenía el inventario necesario para cubrir la demanda de las temporada navideña y compras anticipadas.

Por último, el especialista de The CIU señala también los cambios que se han dado en el mercado de telecomunicaciones en el país, como el hecho de que hasta hace unos años los operadores subsidiaban parte de los equipos que daban a sus usuarios, pero actualmente las compañía de telefonía móvil lo que están haciendo es ofrecer planes de financiamiento a sus clientes, y ya no absorben parte del costo del equipo como lo demanda el mercado anteriormente.

Para Piedras el resumen es así: ¿Por qué Apple da más caro el iPhone en México? “Porque puede”.