Keith Moon, el primer súper baterista de la historia y sus locuras.

Keith Moon, era grande entre los grandes, idolatrado por los músicos de su generación tanto por su manera salvaje de tocar los tambores, como por su humor y carisma irresistibles.

Nació en Wembley en 1946 y fue baterista de la mítica banda The Who desde 1964 hasta 1978, año en que murió.

Era conocido como “Moon the Loon” (Moon el loco), por su forma de ser estrambótica y excéntrica, así como por su manera de tocar la batería.

Moon hizo en su corta vida muchas locuras, hoy te traemos este top 5:

5) En una ocasión The Who iba a presentarse en un gimnasio y mientras el resto de la banda esperaba por él en los camerinos, este hizo la entrada por el techo del recinto, rompiendo en la caída, el techo de acero corrugado.

4) Durante la gira de “Quadrophenia”, en el Cow Palace de San Francisco, Moon tomó una gran cantidad de tranquilizante para caballos mezclado con Brandy antes de la presentación, durante la canción “Won’t Get Fooled Again” Keith se cayó de boca en el redoblante y comenzó a roncar, la banda paró la canción y trataron de reanimarlo, Moon continuó el show, pero durante el tema “Magic Bus”, volvió a quedarse dormido. Así que el guitarrista Pete Townsend se dirigió al público preguntado ¿Alguien sabe tocar la batería?, a lo que un fan llamado Scot Halpin se montó en el escenario y terminó el show.

3) Moon era propietario de un Rolls Royce al que, en una oportunidad pintó de color lila con pintura de casa.

2) Moon era todo un experto en la destrucción de cuartos de hotel, en especial inodoros. Empezó en 1965 cuando compró 500 cherrie bombs (explosivos), con los que empezó volando una serie de baños en la gira. Con el paso del tiempo Moon avanzaría hasta usar barras de dinamita, reventando baños sin compasión a tal punto que a Moon y a The Who se les prohibió la entrada de por vida a la cadena de hoteles Holyday Inn.

1) El cumpleaños número 21 de Moon es sinónimo de leyenda en el mundo del rock. Moon comenzó destruyendo su baño con dinamita, luego procedió a “estacionar” su Cadillac (algunos dicen que era un Lincoln) en la piscina (¡sí, la piscina!) del hotel, rompiéndose un diente en el proceso. Esto conllevó a la prohibición de por vida mencionada anteriormente, así como la prohibición de entrada a Flynn Massachusett, de toda la banda.