Patrullero ’captura’ a su exfiera; la Máquina golea y sigue invicta

*El exjugador de León pidió a la afición esmeralda que lo perdonara por sus dos goles.

El cariño lo lleva en la mente, pero Elías Hernández sabe que ahora su corazón se debe a Cruz Azul. Un doblete fue su aportación para una victoria más de La Máquina y también como recordatorio del talento del que León se despidió este verano. Gracias al Patrullero, Roberto Alvarado y Milton Caraglio, los celestes derrotaron 3-0 a los felinos.

Tras 22 años en los que La Fiera y los cementeros no se veían las caras en el Azteca, la tarde de este sábado permitió un verdadero espectáculo de futbol en el que hasta el mismo César Arturo Ramos Palazuelos fue los protagonistas.

Si bien las estadísticas dictaban que Cruz Azul obtenía resultados positivos de cada uno de sus juegos en la segunda parte, dándole así un significado diferente a la burla ’cruzazulear’, hoy se demostró que el planteamiento es dominante desde los primeros minutos y que los celestes llevan sangre de salmón al saber ’nadar contracorriente’.

Fue al minuto 19 cuando las cosas se pusieron difíciles para La Máquina. Gerardo Flores cometió una fuerte falta sobre Pedro Aquino y el silbante le mostró la roja. El lateral supo de su error inmediatamente, pues no reclamó y solo propinó un puñetazo al intento de alfombra verde del Azteca. Así se fue al vestidor.

La historia del viernes pasado ante Xolos parecía repetirse para la escuadra celeste. La baja en la línea defensiva fue cubierta por un exigido Edgar Méndez. La Fiera perecía saber de la debilidad por la banda derecha y ahí originaron uno de los lamentos: Yairo recibió del Chapito Montes y su definición fue al poste derecho de Jesús Corona quien respondió con una atajada.

Solo era cuestión de tiempo y enfoque en la zona de adelante. Con la tranquilidad en la defensa, Alvarado se adueñó de la pelota y mostró, una vez más, el motivo de su llegada a La Máquina. El joven refuerzo fue artífice de la primer estocada a La Fiera: entró al área y filtró justo para la llegada del Patrullero, la definición de este fue detenida por los pies de Rodolfo Cota, pero el rebote fue letal, pues con la cabeza puso el 1-0 al 31’.

Los esmeraldas respiraron y tomaron calma, su as bajo la manga era la superioridad de hombres en la cancha; sin embargo, no contaban con el accionar de Alex Mejía que sin argumentos derribó al Patrullero para reunirse con Flores en los vestidores. Ahora sí las cosas estaban parejas, al menos en el parado con 10 elementos cada uno.

Apenas Gustavo Díaz digería el error de su pupilo cuando fue testigo del 2-0 en el minuto 41, con una jugada individual de Roberto Alvarado que le ganó la carrera a Andrés Mosquera, se instaló en el área chica y ante la marca de William Tesillo y un ángulo enfrente, dio pase al Patrullero, quien no perdonó.

La parte complementaria fue de trámite. Pedro Caixinha continuaba dirigiendo a un equipo dominante y atento al medio campo para dejar sin oportunidades a los hombres que previamente había indicado como claves; Aquino y Montes, además de Mauro Boselli.

Los “ole” acompañaban a los jugadores que seguían en la búsqueda de ampliar el marcador. Por el otro lado, los felinos también se convirtieron en un bloque sólido que pocas veces otorgó libertades, eso sí, Alvarado por derecha fue el elemento que no supieron neutralizar.

Ya sin Elías, Martín Cauteruccio y hasta Rafael Baca en la cancha, los celestes llevaron el juego hasta el cumplimiento de los 90 minutos, no sin antes alargar la fiesta en las tribunas con el 3-0 firmado por Milton Caraglio gracias a una pelota rescatada por el Piojo Alavarado que le puso asistencia como con la mano.

Así se alarga el invicto cementero en la Liga MX que se conjunta con el de Copa MX para un total de 12 partidos sin conocer la derrota desde la Jornada 13 del Clausura 2018.