Científicos desarrollan batería biodegradable

El papel nos da energía. Investigadores de la Universidad Binghantom y la Universidad del Estado de Nueva York desarrollaron una batería biodegradable cuya composición base es el papel.

Las baterías de papel han sido un boom en la comunidad científica durante mucho tiempo ya que constituyen una posibilidad de generar energía de una forma amigable con el ambiente. Pero, por un lado, siempre han sido cuestionada la potencia y la capacidad de biodegradarse de los diseños anteriores. Este nuevo prototipo resuelve esas dudas.

Esta pila pretende ayudar a reducir el aumento de desechos electrónicos de acuerdo con Seokheun "Sean" Choi, profesor del Departamento Ingeniería Eléctrica y Computación. Además, explicó que la batería de papel híbrido presentó una relación potencia-costo más alta que todas las baterías microbianas en papel anteriores.

El proyecto descrito en la revista Advanced Sustainable System fue desarrollado por Choi junto al profesor Omowunmi Sadik del Departamento de Química. Sadik logró la autosuficiencia de la batería mientras que Choi creó el diseño de esta en papel.

Este diseño usa un híbrido de papel y polímeros de ingeniería. Los polímeros – ácido poli (ámico) y poli (dianhídrido piromelítico – p – fenilendiamina) – se convirtieron en la clave para dar a las baterías propiedad de biodegradación. Esta propiedad fue probada en agua y se logró sin requerir instalaciones especiales, introducción de otros microorganismos u otras condiciones, según información de Dinero en Imagen.

De acuerdo con Choi, la flexibilidad del papel polímero es un beneficio ya que se pueden potenciar mejoras con solo plegar o apilar dispositivos de polímeros de papel híbridos y flexibles.

Por otra parte, han dejado claro que realizar este diseño de biobaterías es un procedimiento sencillo ya que el material permite modificaciones de acuerdo con las características o propiedades que se necesiten.