De 64 a 1.400 muertos: el huracán María en Puerto Rico, el desastre que niega Trump

El Centro de Salud y Derechos Humanos de la Universidad de Harvard elaboró un estudio publicado el pasado mes de mayo, ocho meses después del paso del huracán María por Puerto Rico, acerca de la cifra de muertos derivada de una de las tormentas más potentes que ha azotado el Caribe recientemente. El estudio, elaborado revisando más de 3.300 viviendas afectadas en el país, además de daños en infraestructuras, desplazamientos y víctimas confirmadas y comparando las tasas de mortalidad postormenta en el mismo periodo del año previo, estimó en 4.645 las personas que habrían muerto a consecuencia del huracán después de que éste devastara Puerto Rico. Esta cifra supera, por mucho, los 62 muertos que dio como balance oficial el Gobierno puertorriqueño y de la que tanto se jactó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Si te fijas en una verdadera catástrofe, como el huracán ’Katrina’ (...), en la que cientos, cientos y cientos de personas murieron... y miras lo que ha pasado aquí, con una tormenta que fue realmente abrumadora...": estas fueron las palabras de Trump a su llegada a Puerto Rico, a donde se trasladó tres semanas después del huracán y cuya visita no duró más de una hora. En el ’Katrina’ murieron cerca de 1.800 personas. A raíz de este estudio, un informe del estado de Puerto Rico presentado al Congreso esta misma semana reconoce que el balance de muertos por el María pudo ser bastante superior a la cifra oficial.

Este balance aparece, además, en el borrador del informe —’Transformación e Innovación después de la devastación: un plan económico y de recuperación de desastres para Puerto Rico’—, al que se puede acceder públicamente desde el 9 de julio: una estimación de 1.427 personas pudieron morir a causa del huracán en los cuatro meses posteriores a su paso. Estas cifras las barajó el Gobierno de Puerto Rico por primera vez un día después de que la cadena CNN y el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico exigieran al Ejecutivo que las hiciera públicas.

Ahora, este balance se irá actualizando. "Forma parte de un estudio que llevará a cabo la Univesidad George Washington", reza el documento. En una entrevista con la CNN, un portavoz del Gobierno puertorriqueño, Pedro Cerame, asegura que esta universidad "tendrá la certeza" del número de personas que el Gobierno cree que fallecieron durante y después de la tormenta, cifra que en principio se iba a conocer en mayo y que, por ahora, se ha retrasado hasta este mes. "Entendemos que el número de muertos va a ser más alto", apunta el director de Asuntos Federales de Puerto Rico, Carlos Mercader.


"No son números, son personas"

Mercader sostiene que no se ordenó la elaboración del estudio para confirmar que hubo 64 muertes. "Queríamos un estudio científico y epidemiológico que arrojara luz no solo sobre el número —sabemos que el balance de muertos va a ser más alto— sino también acerca de las razones por las que esto sucedió", explica. Entretanto, Cerame asegura que la cifra de 1.427 muertes es, por ahora, una estimación en la que podrían estar incluidas personas cuya muerte no está directamente relacionada con el huracán ’María’.

Precisamente desde el huracán, que azotó la isla el 20 de septiembre, se han publicado numerosas estimaciones de víctimas, no solo la de Harvard. La propia cadena CNN elaboró un estudio en el que identificaba a unas 500 víctimas cuya muerte sí estaba relacionada con el huracán y la caótica gestión posterior del mismo —entre ellos, algunos que habrían muerto a causa de la falta de electricidad que mantuvo la isla durante varios meses—. El pasado mes de diciembre, el diario ’The New York Times’ publicaba su propio estudio, en el que apuntaba a que desde que el huracán tocó tierra hasta el 31 de octubre habían fallecido en la isla 1.052 personas.

Este mismo mes se publicaba otro, en esta ocasión en la revista médica JAMA (Journal of the American Medical Association), que estimaba el balance de víctimas en 1.139, una "cifra conservadora", si bien apuntaban al "exceso" de las 4.655 muertes de las que habla Harvard. Con respecto al informe de esta Universidad, Mercader es tajante: "Sabemos que es imposible. Tenemos los datos. Y se sabe que es una exageración": cerca de 5.000 muertos es un balance que Puerto Rico no reconoce como posible. En cualquier caso, que se determine una cifra verídica oficial es imprescindible, no solo para las labores de previsión y organización a futuro ante posibles desastres naturales, sino también para permitir que las familias puertorriqueñas puedan seguir adelante. "No son números, son personas", lamentaba también a la CNN Lisa de Jesús, quien había perdido a un amigo en el huracán. "Y el Gobierno piensa que poniendo una tirita todo está bien. Pero no... ¿Qué hay de nustros sentimientos?".