AMLO ganará 108 mil pesos y será tope salarial

Cancelación de escoltas, fideicomisos sin sustento, eliminación de ’cajas de Gobierno’, reducción de la nómina en 70 por ciento a personal de confianza en todas las dependencias (actualmente trabajan 278 mil 293 personas de confianza, lo que conllevaría despedir a 194 mil 805 funcionarios) y la prohibición de contratar a familiares en dependencias del Gobierno federal, son algunos de los 50 puntos que planteó el domingo Andrés Manuel López Obrador en su Plan de austeridad para el próximo sexenio.

En conferencia de prensa en sus oficinas de transición localizadas en la colonia Roma, el virtual presidente electo presentó su propuesta, que entre otros rubros, plantea la reducción del salario mensual del Presidente de la República y la eliminación de fueros y privilegios a funcionarios públicos.

Puntualizó que “ningún funcionario público podrá ocupar en su domicilio a trabajadores al servicio del Estado, si no lo tiene permitido o autorización para ello”.

“Ningún funcionario sin causa de emergencia podrá ordenar cerrar calles, detener el tráfico, no respetar los semáforos o no respetar los lugares prohibidos. No se adquirirá ninguna mercancía de lo que se tenga en existencia suficiente en los almacenes públicos. No se remodelarán oficinas ni se comprará mobiliario de lujo. No tendrán chofer más que secretarios y subsecretarios”, enlistó el virtual mandatario electo.

Además, López Obrador subrayó que “los policías, militares o de corporaciones no estarán al servicio de funcionarios o particulares sin plena justificación”.

“El Estado Mayor Presidencial se incorporará por completo a la Secretaría de la Defensa Nacional. Están suspendidos todos los fueros para los funcionarios públicos, así como reformar la ley para considerar como graves los delitos como tráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraude a la Hacienda Pública, al igual que el robo de combustibles y el fraude electoral”, subrayó.

Señaló que la Fiscalía general (actualmente Procuraduría General de la República) “contará en los hechos con absoluta autonomía y no recibirá consigna alguna” de la Presidencia de la República.

López Obrador afirmó que “la Fiscalía electoral garantizará que las elecciones sean limpias y libres”, y subrayó que “la Fiscalía anticorrupción será garante para acabar este mal que tanto ha dañado a México”.

El exjefe de Gobierno de la Ciudad de México señaló que “todo funcionario deberá presentar su declaración de bienes patrimoniales y de sus familiares cercanos”.

“El Presidente de la República ganará menos de la mitad de lo que recibe Enrique Peña Nieto, sin ningún tipo de compensaciones. No habrá adquisiciones de vehículos nuevos para funcionarios. No se comprarán sistemas de cómputo durante el primer año de Gobierno y no habrá más de cinco asesores por secretaría gubernamental”, recalcó.

Refirió que Peña Nieto gana actualmente 270 mil pesos mensuales, y él recibirá 108 mil 248 pesos.

Además, apuntó que “sólo tendrán secretarios particulares los secretarios del gabinete; no habrá bonos. El salario será integral: los gastos de viáticos se limitarán a lo indispensable. Se suprimirá toda partida para gastos médicos privados”.

“No habrá caja de ahorro especial. No se viajará al extranjero sin la autorización de secretarios y la partida correspondiente se limitará a lo indispensable. Nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados, además de que se venderá la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno federal. Se conservarán los vehículos aéreos para Protección Civil y ambulancias aéreas”, expuso.