El gobierno más femenino en la historia de España

MADRID.

El Ejecutivo español del socialista Pedro Sánchez, el más femenino de la historia de España, tomó posesión ayer poniendo el acento en la igualdad de género, antes de dedicarse al reto de gobernar con un escaso apoyo en el Parlamento.

Las once mujeres y los seis hombres del Ejecutivo del socialista, de 46 años, asumieron el control de los ministerios, pero antes juraron el cargo en el Palacio de la Zarzuela, delante del rey y frente a la Constitución. A semejanza de Sánchez, quien el sábado lo hizo sin la Biblia y el crucifijo, saltándose la tradición, los ministros juraron en ausencia de símbolos religiosos.

En el acto protocolario varios de los nuevos funcionarios se refirieron de manera reivindicativa a un “consejo de ministras y ministros”.

El de España es el gobierno con más representación femenina de todos los de la Unión Europea, pues de sus 17 ministerios 11 son ocupados por mujeres, mientras que en Chipre sólo una está en el Ejecutivo de la isla mediterránea.

RETOS A LA VISTA

La gran duda es si el Ejecutivo tendrá la capacidad de gobernar con un apoyo de apenas 84 de 350 diputados en la cámara baja y si podrá llegar al fin de la legislatura en 2020.

Dependerá en gran medida del margen que le den Podemos (izquierda radical) y los nacionalistas vascos y catalanes, que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy, pero que ayer lanzaron advertencias de las complicaciones que podrían existir.

Una de los primeros retos de Sánchez será abordar el asunto de Cataluña, que recuperó su autonomía suspendida tras la fallida declaración de independencia en octubre pasado.