Expertos piden propuestas económicas para el segundo debate

CIUDAD DE MÉXICO.

Para mejorar la situación de la economía de la Ciudad de México, y con miras al próximo debate, los candidatos a jefe de Gobierno deben tener en cuenta dos factores clave: diseñar una política eficaz de combate a la pobreza y una estrategia para elevar los niveles de productividad de la capital.

En la ciudad hay entre 2.5 y tres millones de personas viviendo en pobreza, y en materia de economía uno de los subtemas que se debatirá hoy será cómo combatir este problema.

Para Diego Alejo Vázquez Pimentel, gerente de Investigación en OXFAM México, sólo puede haber una estrategia eficaz para combatir la pobreza, si se toman en cuenta tres componentes: “Garantizar servicios básicos como agua y drenaje a toda la población; construir un sistema de transporte eficaz y acabar con la precariedad laboral, es decir, crear empleos mejor remunerados y con seguridad social”.

En cuanto a los servicios básicos, expuso que “muchas veces no hay un acceso efectivo a éstos: por ejemplo, en Iztapalapa, aunque 99% de los hogares tiene la infraestructura para acceder al agua entubada mediante la red pública–de acuerdo con la encuesta de percepción de calidad de vida de 2012–, 23% de la población en la delegación no tiene el servicio diario”.

Sobre el acceso al transporte público expresó que “conforme te vas acercando a las zonas más marginadas, la disponibilidad de los medios se reduce –no hay Metro, ni Metrobús– y esto tiene un costo mayor para las familias más pobres”.

De acuerdo con la última encuesta de origen-destino, “en la zona metropolitana seis de cada 10 viajes que se realizan duran entre 30 minutos y dos horas, la mayoría en transporte colectivo… y las familias más pobres, que viven en la periferia, gastan más en transporte”.

Así que cualquier política eficaz para eliminar la pobreza tiene obligatoriamente que invertir en mejorar el transporte, afirmó, y eso tendrá un efecto positivo al generar mayor productividad en la ciudad, pues “se pierden muchísimas horas-hombre a causa de la ineficacia del transporte”.

Medina-Ramírez consideró que un candidato a jefe de Gobierno que quiera elevar el crecimiento y la productividad de la ciudad tiene que trabajar en conjunto con el gobernador del Estado de México y diseñar políticas conjuntas de regulación del comercio y la producción.

Al respecto, Diego Castañeda Garza, analista económico, señaló que otras dos estrategias en las que tendrá que pensar el próximo jefe de Gobierno para elevar los niveles de productividad de las empresas y sus posibilidades de permanecer en el negocio es “darles acceso a créditos, vía banca de desarrollo u otros mecanismos, y reducir el número de trámites burocráticos”.