Reforma Educativa es buena, pero ha fallado, reitera Anaya

CIUDAD DE MÉXICO

El poner énfasis en la evaluación de los maestros y no en su capacitación, es el principal eje en el que ha fallado la implementación de la Reforma Educativa, reiteró el candidato a la Presidencia, Ricardo Anaya.

En conferencia, el aspirante de la coalición Por México al Frente afirmó que es indispensable que los maestros tengan las mejores condiciones laborales.

La Reforma Educativa fue buena, pero su implementación ha fallado, porque puso énfasis en la evaluación, pero no en su capacitación”, aseveró.

Ante esta situación prometió que, de ser electo, revisará junto con los maestros y los padres de familia la Reforma Educativa para modificarla y mejorarla.

Anaya Cortés detalló que el fin principal será consolidar las escuelas como una verdadera comunidad de aprendizaje; mi reto es que la educación en México sea de las mejores.

En el marco de la celebración del Día del Maestro, el panista presentó seis ejes en materia educativa que impulsará en caso de ser electo y los cuales están enfocados en el impulso de los docentes.

Programas de dignificación magisterial que aseguren su profesionalización
Transformar las escuelas normales actualizando el plan de estudio, vinculándolas con las universidades, con Internet
Promover a las normales como los semilleros de la implementación del modelo educativo
Desarrollar escuelas forjadoras de docentes y licenciaturas bilingües
Sistemas de información para transparentar las plazas vacantes
Estímulos económicos para que los mejores docentes vayan a las zonas marginadas
Aseguró además que la idea que algunos otros tienen de cancelar por completo la Reforma Educativa tiene por objetivo la privatización de la educación “al entregársela a grupos de interés ajenos al bien común, ajenos al compromiso con la calidad educativa”.

El pasado 8 de mayo el aspirante presidencial participó en el Foro Diez Preguntas por la Educación, organizado por distintas agrupaciones civiles que apoyan la Reforma Educativa, Ricardo Anaya dijo estar dispuesto a dialogar con la disidencia magisterial, agrupada en la CNTE, para establecer mecanismos que mejoren la enseñanza.

"Creo que es un problema mucho más complejo que una simple convocatoria, por supuesto que mi respuesta de inicio es que sí (ir a un diálogo directo con la CNTE), pero necesitamos entender que hay ahí un reto de orden monumental”, aseveró.

Sin embargo, dejó en claro que como presidente no dará marcha atrás a la Reforma Educativa.