Ponen en duda participación de Xolos en Liguilla

La situación económica que atraviesa Xolos nuevamente arroja un nuevo caso, pero ahora la controversia que acusan es que, si se cumplieran el Reglamento de la Liga Bancomer a rajatabla, el equipo no debió haber jugado la Liguilla del Clausura 2018.

El problema que arrastra es un adeudo al jugador colombiano Humberto Osorio Botello, quien militó con ellos en la temporada 2015, pero que hasta el momento no ha recibido su pago por 196,500 dólares, mismos que debieron finiquitarse en enero pasado, sin que hasta el momento haya una aclaración del por qué no se le ha depositado.

La molestia del futbolista estriba en que en el caso sí hubo una conciliación con Xolos en la cual se acordó que se pagara en dos partes, la primera el pasado 31 de enero por un monto de 108,250 dólares y la siguiente a saldar el 2 de junio por una cantidad de 88,250 dólares, sin que hasta el momento haya diálogo al respecto sobre la demora de los mismos.

La propia Liga advierte que, si los clubes tienen deudas pendientes, no tienen derecho a tomar parte en la Liguilla. Tijuana se ubica en Semifinales, donde enfrentarán al Toluca.

El futbolista, quien actualmente pertenece al Río Negro Águilas también jugó para Dorados de Culiacán, pero en ningún caso tuvo éxito deportivo. Sólo espera que se le pague el adeudo y olvide su paso por México.