Trump, indeciso sobre Siria


Trump, indeciso sobre Siria
El mandatario de Estados Unidos negó haber establecido un plazo para atacar al régimen de Bashar al-Assad

13/04/2018 05:05 AFP, EFE, DPA Y REUTERS
COMPARTIR
SÍGUENOS

Los últimos rebeldes de la ciudad de Duma, último bastión rebelde de Guta Oriental y supuesto blanco de un ataque con armas químicas, entregaron sus armas pesadas, aseguró ayer una organización. Foto: AFP
WASHINGTON.

Después de varios días de amenazas del presidente Donald Trump, Estados Unidos suavizó ayer su discurso sobre una posible acción militar contra Siria en respuesta al presunto ataque con armas químicas en Duma el sábado, en el que fallecieron al menos 43 personas.

El primero en dar un paso atrás fue el propio Trump, quien a primera hora de ayer utilizó su cuenta personal de Twitter para matizar sus palabras con las que, el mismo miércoles, insinuaba que un ataque sobre Siria era inminente.

Nunca he dicho cuándo se producirá el ataque a Siria. Podría ser muy pronto o no tan inmediato”, afirmó Trump en su red social favorita.

No obstante, horas más tarde el Presidente puntualizó que se tomarán “decisiones bastante pronto” acerca de Siria.

Veremos qué pasa. Estamos analizando la situación de manera muy seria. Es muy complicado que el mundo nos ponga en una situación como esa”, agregó sin ofrecer más detalles.

En similar sentido se expresó ayer el secretario del Departamento de Defensa, James Mattis, quien en una audiencia en la Cámara de Representantes reconoció que, aunque cree que “se produjo” el ataque, aún se están “buscando las pruebas” que permitan tomar una decisión.

Horas después, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que “no se ha tomado una decisión final”.

SUS ALIADOS, LISTOS

De acuerdo con Sanders, Trump tenía previsto hablar con el presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May sobre la acción que podrían tomar los aliados.

Macron dijo ayer que Francia tenía pruebas de que el gobierno sirio perpetró el ataque químico. “Tenemos pruebas de que la semana pasada (...) se usaron armas químicas al menos con cloro, y que fueron utilizadas por el régimen de (el presidente) Bashar al-Assad”, afirmó Macron, sin ofrecer detalles de evidencia alguna.

Por su parte, May sostuvo ayer una reunión de urgencia con su gabinete sobre la situación en Siria. Downing Street dijo que el gobierno acordó la “necesidad de tomar medidas”, a pesar de que las encuestas muestran que los británicos es reticente a una intervención militar.

RUSIA NO DESCARTA UNA GUERRA CON EU

Vassily Nebenzia, embajador de Moscú en Naciones Unidas, dijo ayer que “no se puede descartar” una guerra entre Estados Unidos y Rusia e instó a Washington y sus aliados a evitar realizar acciones militares sobre Siria.

La prioridad inmediata es evitar el peligro de una guerra”, aseguró a periodistas. “Esperamos que no haya un punto de no retorno”, agregó Nebenzia.

Rusia, el gobierno sirio y otros aliados como Irán dicen que los reportes sobre el ataque fueron inventados por rebeldes y rescatistas en Duma.

Un equipo de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) estaba viajando a Siria e iniciaría sus investigaciones el sábado, dijo la agencia con sede en Holanda.

No estaba claro si Trump y los aliados de Estados Unidos esperarían los resultados de la investigación antes de decidir sobre un posible ataque.

FISCAL ENTREVISTÓ AL JEFE DE LA CIA
El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y aspirante a secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo ayer que fue entrevistado por el fiscal especial Robert Mueller, quien investiga los lazos de la campaña del presidente Donald Trump y Rusia.

Pompeo, quien habría sido designado por Trump para intervenir en la investigación sobre Rusia, confirmó la entrevista con Mueller durante una audiencia en el Congreso por su nominación a la cabeza de la diplomacia.

Hablé con el fiscal especial Mueller quien me entrevistó, solicitó una entrevista. Yo cooperé”, dijo. Pero no dio detalles.

The Washington Post reportó el año pasado que en una reunión en la Casa Blanca de marzo de 2017, Trump pidió a Pompeo y al director de Inteligencia Nacional Dan Coats intentar hacer que el FBI desechara una investigación sobre el exasesor de seguridad nacional Mike Flynn.

Flynn ha sido acusado por Mueller de mentir sobre sus contactos con rusos.

Coats luego reseñó esa conversación con otros funcionarios y decidió que no sería adecuado interferir con el FBI, según el Post.

DEFINE PRIORIDADES

El designado secretario de Estado adelantó que sus prioridades al frente de la diplomacia de Estados Unidos serán Corea del Norte, Rusia, China e Irán.

No hay una tarea diplomática más elevada para el Departamento de Estado que resolver esta amenaza de décadas a nuestra nación”, apuntó Pompeo.

Dijo que Rusia “sigue actuando agresivamente” hacia un Estados Unidos que ha respondido con “políticas frágiles”, aunque estimó que el empeño diplomático por una mejora en las relaciones no debe cesar.

Pompeo fue designado en reemplazo de Rex Tillerson al frente del Departamento de Estado.