Sean Penn incursiona en el mundo de la novela

Sean Penn, el actor ganador de dos premios Oscar, tiene otras pasiones hoy en día.

"Ya no estoy enamorado del trabajo de actuación", dijo Penn, cuyas películas incluyen Milk, ’Mystic River (Río místico) y Dead Man Walking (Pena de muerte), entre muchas otras. "De hecho, lo que quiero hacer es escribir libros".

Penn teme que el mundo está tan abrumado con "contenido" que hasta las grandes películas se olvidan rápidamente. Pero aún cree en las palabras. Esta semana, se sumó a héroes de la literatura como Norman Mailer y Jack Kerouac, por no hablar de colegas actores como Ethan Hawke y James Franco, como autor de ficción.

La novela de Penn se titula Bob Honey Who Just Do Stuff (que podría traducirse como “Bob Honey el que hace de todo”), un título no salido de tono para una persona cuyas aventuras fuera de la pantalla lo han llevado a tener encuentros con personalidades que van de Mijaíl Gorbachov a El Chapo. Bob Honey, con su protagonista volátil y antisocial, es un emocionante recorrido de Estados Unidos y más allá mientras una figura al estilo de Donald Trump conocida como The Landlord (El Casero) sube al poder y Bob Honey anhela ser "salvaje, desenfrenado y libre".

Bob Honey tiene un estilo de improvisación y una serie de aliteraciones ("intencionales hasta decir basta", reconoce Penn). La trama incluye fosas sépticas, mazos mortales y pirotécnicos para dictadores. El trasfondo del libro también sigue un camino disperso. El año pasado, Penn lanzó un breve audiolibro bajo el pseudónimo de Pappy Pariah, que luego expandió y publicó como un libro de tapa dura bajo su propio nombre, aunque dice que las opiniones en el texto, incluyendo un poema que reprende al movimiento #MeToo, no son necesariamente suyas.

"Es la estructura mental de un personaje", dice acerca de líneas como "¿Una plataforma para la acusación impune?/¿Ha perdido el debido proceso su prestigio?"