La crisis en Facebook crece a medida que surgen más preguntas

Facebook enfrenta cada vez más de preguntas sobre cómo se recolectaron los datos de los usuarios con fines políticos, y por segundo día los inversores vendieron sus acciones por el riesgo que el escándalo representa para sus negocios.

Algunos legisladores estadounidenses piden a Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de Facebook, que testifique. Los miembros del Parlamento británico también lo han convocado. La frustración se está gestando en Facebook. Zuckerberg, por ahora, permanece en silencio.

Los inversores abordan el tema en serio. Las acciones de Facebook cerraron con pérdida de un 2,5% este martes después de caer hasta un 6% en las operaciones intradiarias. Decenas de miles de millones de dólares han sido borrados del valor de mercado de Facebook esta semana.

El escándalo estalló el fin de semana cuando The New York Times y los medios del Reino Unido informaron que Cambridge Analytica intentó influir en los votantes estadounidenses, utilizando información obtenida de manera inapropiada de 50 millones de usuarios de Facebook.

Facebook suspendió a Cambridge Analytica, pero la posterior controversia ha perjudicado seriamente las marcas de ambas compañías.

Incluso han aumentado las búsquedas de "cómo eliminar tu cuenta de Facebook", aunque los expertos dudan que Facebook realmente pierda muchos usuarios.

A causa de las historias condenatorias, puede haber varias investigaciones gubernamentales sobre las prácticas de privacidad de Facebook.

Una fuente confirmó a CNN que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) está enviando una carta a Facebook con preguntas sobre lo que salió mal en este caso.

La FTC se negó a confirmar que haya una investigación, pero dijo que está "al tanto" de los problemas existentes.

Facebook respondió diciendo: "Seguimos firmemente comprometidos con la protección de la información de las personas. Agradecemos la oportunidad de responder preguntas que la FTC pueda tener".

Los legisladores también están preguntando. El martes, en el Capitolio, el presidente de la Comisión Judicial del Senado, Chuck Grassley, calificó la violación de Facebook como un "serio problema". Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en la Comisión, advirtió que si Facebook no se controla, "nosotros lo haremos".

Ese mismo día, un portavoz de Facebook dijo que la compañía dará información a varias comisiones del Congreso esta semana.

Facebook también tuvo una reunión con su personal, este martes, para responder preguntas sobre el escándalo de Cambridge Analytica y las políticas de la compañía sobre protección de datos, dijeron a CNN dos fuentes con conocimiento del asunto.

Los problemas de privacidad de los datos generados por el escándalo afectan al corazón del negocio de Facebook, que depende de que más de 1.400 millones de usuarios interactúen con la plataforma cada día.

Siempre que lo hacen, comparten algo de información sobre ellos mismos: qué les gusta, quiénes son sus amigos, lo que quieren ver. Esa información es el producto que Facebook vende a los anunciantes que quieren apuntar a clientes específicos.

Si el escándalo de Cambridge Analytica conduce a regulaciones más estrictas de protección de datos -como algunos legisladores exigen- o hace que las personas no compartan tanto sobre sí mismos en línea, eso podría perjudicar los ingresos de Facebook y de todas las plataformas de redes sociales. (Las acciones de Google también cayeron el martes, aunque no tanto como Facebook).

Cambridge Analytica también está bajo la presión del Gobierno y el público. La firma de análisis de datos con sede en Londres trabajó en la campaña del presidente Donald Trump.

Facebook dice que los datos de los usuarios en cuestión fueron inicialmente correctamente recopilados por un profesor de Psicología, quien luego los pasó a Cambridge Analytica. Eso violó las reglas de Facebook.

Cambridge Analytica dice que borró todos los datos en 2015, cuando se enteró de que las reglas de Facebook se habían roto. Pero un excontratista, Christopher Wylie, lo niega.

El Parlamento de la Unión Europea también ha dicho que investigará Cambridge Analytica y Facebook.

"Solo las dictaduras obstaculizan las redes sociales o las bloquean, pero una democracia debe proporcionar a las redes sociales reglas que les impidan utilizar los datos privados de los ciudadanos contra su voluntad", dijo el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

"Es por eso que ... tenemos que ser muy estrictos, entender lo que sucedió, cómo una empresa que trabaja con Facebook ha utilizado información personal para intereses privados, entonces tenemos que intervenir. Necesitamos reglas para esto", agregó Tajani.