Tras once años de no recibir mantenimiento preventivo, semáforos de Morelia apagados en varias zonas

Luego de once años en que los semáforos de Morelia han carecido de mantenimiento preventivo, era de esperarse que fallaran y a la fecha, una gran cantidad de ellos se encuentran con fallas severas que pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte además de que casi a todos, no les funcionan los semáforos peatonales que son los que protegen en determinado momento al transeúnte cuando intentan cruzar de una calle a otra.


En la Avenida Acueducto frente al Estadio Venustiano Carranza, en la Calzada Ventura Puente en su cruce con Ticateme, en la calle Isidro Huarte y la Avenida Madero Oriente, en Santiago Tapia con Riva Palacio, y no se diga en el libramiento sur entre Casa de Gobierno y salida a Pátzcuaro entre muchos otros puntos, se pueden observar algunas luces que no prenden del cabezal lo que provoca confusión entre los automovilistas.


Otros semáforos más, cuentan con pequeñas luces leds fundidas que aunque toda la luz de ese color no está apagada por completo, sí se aprecia una "luminosidad a medias" por la carencia de los pequeños focos.


Aunado a lo anterior, la mala sincronía de la mayoría de los aparatos reguladores del tránsito está a la orden del día lo cual se puede observar en la Calzada Ventura Puente, en la Avenida Acueducto, en la Avenida Madero Oriente y Poniente, en los libramientos, sobre la Avenida Camelinas entre otras calles donde al pasar la luz verde de uno, el que sigue ya está parpadeando para ponerse en rojo lo que provoca aparte de desesperación en los automovilistas, pérdida de tiempo, contaminación, y hasta vendedores ambulantes en los cruceros al saber que los autos se detendrán forzosamente 


A pesar de todo ello, la mayoría de los regidores integrantes del Cabildo moreliano de nueva cuenta, como lo hicieron en abril del año pasado, aceptó la "sugerencia" de la Secretaría del Ayuntamiento y decidieron mandar una vez más a comisiones o literalmente "a la congeladora", la propuesta que otorgaría recursos a la dependencia encargada de su mantenimiento donde seguramente, pasará otros meses sin aprobarse mientras los automovilistas seguirán, literalmente, "jugándose la vida" entre semáforos apagados, luces que no sirven y la ya acostumbrada mala sincronía en casi todos los cruceros de Morelia.