Malabarismos discursivos en el arranque de intercampañas

En el arranque del periodo denominado como intercampañas, entre malabarismos discursivos, los partidos continuaron con sus mensajes: el PRI apostándole a infundir el miedo a perder los beneficios de los programas sociales; el PAN abiertamente reivindicando que han sacado “al PRI corrupto”; Morena condenando la guerra contra el narcotráfico y mostrando la inserción de empresarios y profesionistas al proyecto.

A partir de hoy comenzarán a difundir espots “genéricos”, según definición del Instituto Nacional Electoral, en el cual, por ejemplo, el PRI convoca a repensar las opciones deslizando un escenario sin programas sociales: “imagina un día sin atención médica para ti o tu familia, sin desayunos escolares para los niños más necesitados, sin créditos ni apoyos para la vivienda, sin maestros, sin escuelas, ni educación gratuita”.

Tras la visión pesimista, convoca a la audiencia a pensar sobre lo que tenemos “porque un día podemos perderlo o nos lo pueden desaparecer”, reivindicando que el PRI ha construido las instituciones.

El PAN retoma su línea de reivindicar la alianza para construir un “México más justo”, porque en alianza, recuerda una vez más, “hemos sacado al PRI corrupto y metido a los políticos a la cárcel, para rubricar ofreciendo un México más justo.

Morena opta por presentar algunas de sus figuras en sus promocionales, como la coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier o la escritora, Elena Poniatowska, donde se condena la guerra contra el narcotráfico y se demanda el respeto a derechos humanos. Clouthier aparece subrayando que “empresarios, académicos e intelectuales, junto con todo el equipo de Morena ya están trabajando en un nuevo proyecto de nación,.

Es la ambigüedad de la intercampaña donde los límites de lo que se puede decir en los espots, es poco claro.