CON 157 PARTICIPANTES, SE REALIZÓ EL FESTIVAL DEL TORITO DE PETATE EN MORELIA

Entre música, algarabía, color, pequeñas sonrisas de emoción y el sentir de una tradición, se llevó a cabo el tradicional Festival del Torito de Petate en Morelia, con la participación de 157 toritos de las diversas colonias de la capital michoacana.



Poco después de las 10 de la mañana fueron arribando los primeros toritos de petate al primer cuadro de la ciudad, luego de un recorrido que partió de la Calzada de Fray Miguel en dónde en baile y la música de las bandas de viento, acompañaron el recorrido.



Los primeros toritos eran pertenecientes a la categoría infantil donde los niños pintados de los rostros y caracterizados de algún personaje bailaban al son de la banda, entregaban dulces a los niños que desde "la barrera" observaban, algunas niñas caracterizadas de guares, sus trenzas de colores también hacían acto de presencia.



Los toritos de petate de los adultos continuaron la tradición, el baile y el ánimo, con cada torito representando algún barrio de las colonias de Morelia, diversas figuras, desde monumentos representativos de la ciudad como las tarascas, la catedral, los viejitos, algunos con representación religiosa, además de que no faltaron los que representaban algún personaje político y por supuesto el auge de las caricaturas.



En ese sentido, señaló Thelma Aquique Arrieta, secretaria de turismo de Morelia, que participaron en este festival del torito de petate 72 colonias y las tenencias de Morelia, siendo 13 en categoría infantil y 144 en adultos; cabe destacar que a los primeros 113 toritos que se registraron para participar se les entregara un estímulo que va de 300 pesos para los niños y 800 pesos para los adultos, además de una constancia por haber participado.



Esta costumbre reúne a niños y adultos, siendo una tradición muy familiar que los une desde la creación de estos toritos, la dedicación del vestuario de los participantes y el baile que cada uno muestra, a pesar de ser participantes especiales, los que con una sonrisa bailaban al son de la banda.