Se acerca la fiesta anual de los Premios Goya

El cine español celebra el sábado su gran fiesta anual con los Premios Goya más variados y plurilingües de la historia en una gala en la que se esperan reivindicaciones feministas similares a las que protagonizaron la entrega de los Globos de Oro.

De las historias que optan a mejor película, dos están rodadas en español, una en inglés, otra en catalán y una quinta en euskera.

Las favoritas son, con 13 y 12 nominaciones respectivamente, Handia, una fábula en euskera sobre un gigante del siglo XIX firmada por Jon Garaño y Aitor Arregi, y la intimista La librería, rodada en inglés por Isabel Coixet. En la máxima categoría, la de mejor película, compiten también el drama autobiográfico Verano 1993, ópera prima en catalán de Carla Simón y premiada en la Berlina; la sátira El autor, dirigida por Manuel Martín Cuenca y protagonizada por Javier Gutiérrez, y la cinta de terror Verónica, obra de Paco Plaza e inspirada en una historia real del Madrid de principios de los años 90. Todos sus directores optan al Goya a la mejor dirección salvo Simón, quien está nominada como directora novel junto a los jóvenes Javier Ambrossi y Javier Calvo (La llamada), Sergio C. Sánchez (El secreto de Marrowbone) y Lino Escalera (No sé decir adiós).

Por el Goya a la mejor actriz se baten en duelo Penélope Cruz, quien en Loving Pablo encarna a la periodista y amante de Escobar Virginia Vallejo; la británica Emily Mortimer, librera valiente y emprendedora en La librería; Maribel Verdú, por su interpretación en Abracadabra, y Nathalie Poza, por el drama No sé decir adiós.

En la categoría masculina compiten dos habituales del cine español como Antonio de la Torre (Abracadabra) y Javier Gutiérrez (El autor), además del internacional Javier Bardem, quien encarna al narcotraficante colombiano Pablo Escobar en "Loving Pablo", y Andrés Gertrúdix, por su trabajo en el drama "Morir".

Al Goya a la mejor actriz de reparto aspiran Lola Dueñas (No sé decir adiós), Adelfa Calvo (El autor) y Anna Castillo y Belén Cuesta, dos actrices de la alocada comedia La llamada, un exitoso musical llevado a la gran pantalla.

Los candidatos a la mejor actuación secundaria son el humorista José Mota, por Abracadabra; Antonio de la Torre, doblemente nominado por esta misma cinta y por El autor; el joven David Verdaguer, por Verano 1993, y el británico Bill Nighy, por La librería.

A un disputado Goya iberoamericano optan en esta ocasión el drama chileno Una mujer fantástica, dirigido por Sebastián Lelio y nominado al Oscar; el documental colombiano Amazona, de Clare Weiskopf y Nicolás Van Hemelryck; el documental mexicano Tempestad, de Tatiana Huezo, y Zama, de la argentina Lucrecia Martel.