Igualdad de género, tema pendiente en Hollywood

Los 75º Globos de Oro premiarán el domingo a un hombre como mejor director por 74ª vez, excluyendo a las mujeres de la carrera tras un año excelente para las realizadoras.

En los últimos 12 meses, Greta Gerwig se destacó con la aclamada Lady Bird, mientras Patty Jenkins batió récords de taquilla con su superproducción Mujer Maravilla.

El drama racial de Dee Rees en Netflix, Mudbound, logró 97% de aprobación en el sitio web de reseñas Rotten Tomatoes y Kathryn Bigelow fue noticia con el desgarrador drama criminal Detroit.

Si se agrega a Sofia Coppola, Amma Asante y Valerie Faris, todas creadoras de películas muy elogiadas, parece aún más raro que los Globos de Oro solo haya nominado a hombres de mediana edad en la categoría de mejor director.

Se espera que Guillermo del Toro gane por La forma del agua, superando a Martin McDonagh (Tres anuncios por un crimen), Christopher Nolan (Dunkerque), Ridley Scott (Todo el dinero del mundo) y Steven Spielberg (The Post).

Un análisis de AFP muestra que solo cinco mujeres fueron seleccionadas para competir en este rubro en los Globos de Oro, que se entregan desde 1944.

Barbra Streisand, la única ganadora por Yentl (1983), y Bigelow fueron nominadas dos veces, en tanto Coppola, Jane Campion y Ava Duvernay completan la reducida lista.

- "No hubo cambios" -

"El problema de las directoras en Hollywood ha generado mucho debate en los últimos años", dijo Stacy Smith, profesora de la Universidad del Sur de California (USC). "Más allá de recibir mayor atención, no hubo cambios para las mujeres detrás de la cámara".

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), la entidad de 90 miembros que concede anualmente los Globos de Oro, declinó hacer comentarios, pero fuentes que conocen del tema señalaron que sería injusto señalar exclusivamente a esa organización por un problema que atañe a toda la industria.

Los Óscar lo demuestran, con su récord aún peor de solo cuatro candidatas en la categoría de dirección desde 1927, incluida Bigelow, que ganó en 2009 por Vidas al límite.

Un análisis publicado el jueves por la USC demuestra que la igualdad de género es prácticamente inexistente en la industria cinematográfica.

"¿Inclusión en la silla del director?" combina datos sobre género, raza y edad de 1.223 cineastas que trabajaron en las 1.100 películas de mayor recaudación estrenadas entre 2007 y 2017.

Solo el 4% eran mujeres, y entre ellas solo había cuatro negras y dos asiáticas, además de una latina.

Alrededor de la mitad de los hombres en la lista participaron en otra película taquillera durante esa década, mientras que más del 80% de las mujeres no fueron contratadas luego para un gran proyecto cinematográfico.

El estudio de la USC, que se actualiza cada año, agregó sólo ocho mujeres en 2017, una señal de que se ha avanzado poco, según Smith.