En riesgo, sistema educativo por presiones de normalistas

Es necesario hacer ajustes para lograr la rentabilidad del sistema educativo estatal o se pondrá en riesgo. Por ello no habrá ya egresión de normalistas cuya cifra supere la proyectada en cuanto a los profesores que se requieren frente a grupo en Educación Básica, y las plazas existentes, advirtió Héctor Ayala Morales, titular de la Secretaria de Educación estatal, quien anunció que no cederán a presiones de los estudiantes para modificar próxima convocatoria de nuevo ingreso a lanzar y que será por segundo año consecutivo con número reducido de admisión.

En entrevista, el funcionario adelantó que por ello ya no serán generados mil 100 normalistas egresados como se venía haciendo año con año, porque este número es muy superior a las plazas magisteriales disponibles e, incluso, a la necesidad de profesores de preescolar, primaria y secundaria que se requieren en todos los planteles.

Informó que por esta causa la SEE inició desde 2020 un estudio e investigación de cálculo para no sobre poblar de egresados al sector, y por lo cual este 2021 la nueva convocatoria de admisión de alumnos a las escuelas Normales será "muy cuidada" y con cupo permitido menor a los mil ingresos.

Ayala Morales fue claro: "no podemos ceder a chantajes y presiones que comprometan el futuro del mismo sistema educativo" ni estar generando una egresión de normalistas sin planeación que sobrepasa las necesidades. Se está ahora privilegiando que existan las plazas suficientes a la par del requerimiento de nuevos profesores, pues no se puede estar tampoco contratando estos "a diestra y siniestra", atajó.

Acerca de las previsibles presiones de normalistas por el cupo de admisión que protestarán por la reducción al nuevo ingreso para el ciclo escolar 2021-2022, previó el funcionario estatal que "y bueno, seguramente los jóvenes estarán pretendiendo seguir manteniendo ese coto de poder que significa el ingreso a las Normales".