Comparece Lavalle Maury ante juez del Reclusorio Norte.

Es la primera audiencia del ex senador, a quien la Fiscalía General de la República busca imputarle los delitos de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita, conocido como lavado de dinero y cohecho, por presuntamente recibir sobornos del ex director de Pemex, Emilio Lozoya para aprobar reformas estructurales, derivado del caso Odebrecht.
La audiencia está programada a las 10:00 horas y será por videoconferencia, debido a la pandemia por COVID-19.
Los delitos no ameritan prisión preventiva oficiosa, lo que significa que Lavalle Maury podría enfrentar su proceso en libertad.

Este jueves se le darán a conocer los hechos que se le imputan para que el juzgador determine posteriormente si lo vincula o no a proceso.
Lavalle Maury es el primero de 70 personas mencionadas en la denuncia que presentó Lozoya que llega ante un juez.
De acuerdo con el ex director de Pemex, el ex senador, con otros panistas, lo extorsionaron para que aprobaran reformas estructurales.
Incluso, Lozoya insistió en que no se trató de una negociación para que los blanquiazules dieran su voto para las modificaciones legislativas, sino de una extorsión, pues exigían hasta 50 millones de dólares.
El pasado 26 de enero, El Heraldo de México informó que la audiencia de Lavalle Maury que se tenía prevista para ese día no se realizó porque los fiscales asignados al caso presentaron síntomas de COVID-19.
De acuerdo con un documento enviado por un Ministerio Público al Administrador del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte, donde estaba programada la diligencia judicial, la Fiscalía señaló que no está exenta de los contagios por COVID-19 y su personal se vio severamente afectado por esta situación.
“En particular, el personal de la presente célula de investigación y litigación designado para atender la audiencia de mérito ha presentado síntomas de la enfermedad”, indica el oficio al que tuvo acceso este diario.