Por 15 mil pesos y una mala fe de algunos consejeros del INE fue sancionado Raúl Morón

Por 15 mil pesos y una mala fe de algunos consejeros del INE fue sancionado Raúl Morón Orozco con el retiro de su registro a la candidatura por la gubernatura de Michoacán, acusó Leonel Godoy Rangel, integrante del equipo jurídico del Coordinador Estatal en Defensa de la 4T.

En rueda de prensa, reiteró que Raúl Morón no hizo precampaña, ya que al ganar la encuesta interna de MORENA fue designado como coordinador en Defensa de la 4T y por ello, realizó un recorrido por el interior del estado, lo cual no fue precampaña, como acusó el INE.

Reiteró que nunca fue requerido para que respondiera a omisiones o errores, ni menos advertido de que sería sancionado, ya que el único escrito que el INE le dirigió a Raúl Morón, fue por 14 mini lonas y un banner, que en cantidad son 15 mil pesos, que se atendió ante la autoridad, por lo que aseveró "fue sancionado por 15 mil pesos a pesar de que reiteradamente se dijo que no era precandidato".

Asimismo, enfatizó que a pesar de que no fue requerido, Raúl Morón presentó un informe de gastos, sin ser sujeto obligado, donde aceptó que el partido MORENA no presentó en tiempo dicho informe, al igual que los reportes del resto de precandidatos, donde acusó que existe mala fe de consejeros del INE, porque para algunos pre candidatos si se aceptó que fueron recibidos los reportes y para Raúl Morón, no.

Por lo que sostuvo que se le violaron sus derechos humanos a Raúl Morón, de votar y ser votado y de sus derechos procesales, para lo cual han armado a un equipo de especialistas, que están participando en las audiencias de alegatos, y que esperan sea en las de hoy donde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resuelva, confiando en que será para restituir el registro a la candidatura a la gubernatura.

De igual manera, señaló Godoy Rangel, que es grave lo del IEM al extralimitarse por darle cinco días para elegir un nuevo perfil, por lo que estarán esperando la decisión del tribunal la cual la tiene que acatar el partido.