Investigan desaparición de joven de Chiapas que denunció en Facebook abusos de su padrastro

La Fiscalía General del Estado (FGE) ide Chiapas nició de oficio una carpeta de atención por la desaparición de la joven Rocío Cuandapi, tras denunciar a su padrastro Felipe Fernando "D" de abusar de ella desde su niñez.

La FGE informó que atiende el caso luego de las publicaciones que circulan en redes sociales, pero aclaró que no hay denuncia presentada por familiares de la estudiante de preparatoria en Tuxtla Gutiérrez.

Con el mensaje en redes "Ingrid Rocío Cundapi, está desaparecida en #Chiapas", se difundió que la adolescente decidió hablar y hacer público "el calvario que vivió durante tantos años", y con un texto explicó los abusos que sufrió sin recibir apoyo de su familia.

Fuentes gubernamentales señalaron que, también de oficio, la Fiscalía de la Mujer inició las investigaciones preliminares del caso por los datos obtenidos en redes sociales.
Rocío denunció esta semana en Facebook que desde que tenía siete u ocho años de edad fue "violada constantemente" por su padrastro Felipe Fernando "D" en su casa, cuando por razones de trabajo su madre se ausentaba por las tardes.

Relató que en una ocasión, cuando Felipe Fernando "D" le pidió una libreta que ella le aventó porque le había hecho un reclamo, el padrastro la "cargó y bajó a la sala", donde dijo a sus hermanos que subieran al cuarto porque debía hablar solo con ella.

"Me llevó al baño se encerró conmigo y me violó en el baño", escribió.

Después de la agresión, la amenazó que si lo denunciaba con su madre, la "mataría" y se encargaría de que Rocío quedara "como mentirosa".

La joven comentó por miedo decidió callar y porque pensó que sería la única agresión que su la pareja sentimental de su madre le cometería.

En Facebook añadió que "cada que él regresaba del trabajo y nos quedamos mis hermanos y yo con él, él siempre me hablaba para que subiera yo al cuarto y me violaba cada que quería".

En su testimonio, la estudiante consignó que luego de "mucho tiempo" decidió denunciarlo con su madre.

Agregó que su madre habló con el padrastro y " terminó convencida de lo que yo le dije era solo una mentira". Rocío refirió que desde esa ocasión determinó que no le diría más sobre el caso, pero las agresiones sexuales continuaron.

Cuando cumplió los 11 años, describió, los ataques se convirtieron en tocamientos y nalgadas, y cada vez que lo acusaba con su madre, le respondía "que estaba loca", que "no se daba a respetar" y que "le daba motivos".

Rocío acusó que hace dos años, cuando Felipe Fernando"D" volvió agredirla con manoseos y la forzaba a tener relaciones, contó a su madre las constantes violaciones que padeció.

Después del señalamiento, su madre y el padrastro la llevaron a la ginecóloga para que dictaminara si la joven ya había tenido relaciones con su novio.


Rocío publicó que su madre "nunca" le ha creído las agresiones cometidas por su padrastro. " Todo lo que él me hace, actualmente sigue molestándome, ya pedí ayuda con mi tíos y nadie me ayudó", lamentó.

"Sigo tendiendo miedo de que él me vuelva a violar y que yo no esté para contarlo", alertó Rocío en su última publicación.