Muere policía del Capitolio de EU tras ser embestido con un auto; descartan acto de terrorismo

Un agente de la Policía del Capitolio de Estados Unidos murió este viernes y otro resultó herido luego de que un hombre los embistiera con su automóvil en el exterior del edificio.

Agentes del Capitolio dispararon y mataron al hombre luego de que, al bajarse de su auto, lo vieran armado con un cuchillo.

Este incidente, según las autoridades, no parece estar relacionado con el terrorismo.

El hombre, llamado Noah Green, de 25 años de edad, embistió con su coche a dos agentes poco después de la 1 de la tarde, luego lo estrelló contra una barrera elevada y retráctil, salió de su auto exhibiendo un cuchillo y comenzó a “abalanzarse hacia los agentes”, dijo a periodistas Yogananda Pittman, jefa en funciones de la Policía del Capitolio.

“Nuestros agentes se enfrentaron entonces a ese sospechoso, que no respondió a las órdenes verbales”, señaló. “El sospechoso empezó a abalanzarse hacia los agentes de la Policía del Capitolio de Estados Unidos, momento en el que dispararon contra el hombre”.

Pittman comentó que Noah Green resultó muerto y que uno de los agentes embestidos por el auto falleció. Ambos habían sido trasladados a hospitales “Con el corazón muy, muy triste, anuncio que uno de nuestros oficiales ha sucumbido a sus heridas”.

La Policía del Capitolio identificó al agente asesinado como William “Billy” Evans, un veterano de 18 años en la dependencia.

Obama irá al Capitolio 4 veces la próxima semana, busca apoyo en crisis
“En este momento no parece ser una amenaza en curso”, dijo el jefe de la policía metropolitana de Washington, Robert Contee, a periodistas tras el episodio, que se produjo menos de tres meses después de la insurrección del 6 de enero en el Capitolio. Agregó que no se conocía ningún “nexo” entre el sospechoso y algún miembro del Congreso que sugiriera que tenía como objetivo a un legislador.

‘Mártir’ de la democracia
La presidenta de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, dijo que este viernes la Policía del Capitolio frustró un “ataque atroz” con el mismo espíritu con el que los agentes arriesgaron sus vidas cuando una turba de alborotadores irrumpió en el edificio el 6 de enero. Evans “es un mártir de nuestra democracia”, dijo.

“Hoy, el corazón de Estados Unidos se ha roto por la trágica y heroica muerte de uno de nuestros héroes de la Policía del Capitolio”, añadió Pelosi en un comunicado.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó bajar las banderas de la Casa Blanca, de los edificios públicos y de las misiones diplomáticas a media asta hasta el martes y expresó “la gratitud de la nación” a las fuerzas del orden que respondieron.

“Sabemos lo difícil que ha sido este momento para el Capitolio, para todos los que trabajan allí y para los que lo protegen”, señaló el mandatario de EU en un comunicado.

Otro agente de la Policía del Capitolio, Brian Sicknick, murió tras responder a los disturbios del pasado 6 de enero.

La policía no dio a conocer el nombre del agente herido a la espera de que se notifique a sus familiares y se realice una investigación más exhaustiva. Contee dijo que la policía no tenía inmediatamente un motivo de por qué Green cometió las acciones descritas, aunque declaró que “no parece estar relacionado con el terrorismo”.

Ni la Cámara de Representantes ni el Senado de Estados Unidos estaban en sesión este Viernes Santo, y la mayoría de los miembros estaban fuera de Washington por el fin de semana de Pascua. Las imágenes en video del lugar de los hechos mostraron que el coche circulaba lo suficientemente rápido como para que el airbag se desplegara al chocar contra la barricada de seguridad.

El incidente se produjo en un “punto de acceso de vehículos” en el lado del Senado, a lo largo de la Avenida de la Constitución en Washington.

Seguridad del Capitolio
Durante el incidente se puso en marcha un cierre de seguridad, en el que no se permitía a nadie entrar o salir de los edificios del complejo del Capitolio, pero sí moverse dentro del recinto de los edificios. La alerta se levantó a última hora de la tarde.

El Capitolio ha estado bajo una fuerte seguridad desde el ataque del 6 de enero contra el edificio por parte de los partidarios del expresidente Donald Trump, que se produjo mientras el Congreso votaba para certificar las elecciones de 2020 a favor de Biden. Desde entonces se han retirado algunas vallas del perímetro, pero no todas.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, tuiteó que estaba “rezando por los oficiales de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos” y “agradecido” a los primeros en responder en la escena.