Tu Apple Watch podrá avisarte ante riesgo de un derrame cerebral

Un dispositivo integrado en una nueva pulsera para el Apple Watch podría ayudar a detectar anomalías que pueden provocar coágulos de sangre mortales y derrames cerebrales.

La KardiaBand, fabricada por la compañía AliveCor, predice y analiza la frecuencia cardíaca del usuario en función de su historial y una gran cantidad de datos cardiovasculares de personas enfermas y sanas.

El dispositivo mide la frecuencia cardíaca del usuario cada cinco segundos y le dice cuándo está fuera de su rango esperado. No aplica un rango genérico, por el contrario, determina qué es anormal para cada persona.

Cuando el dispositivo se da cuenta de que la frecuencia cardíaca está fuera de rango, le pedirá al portador de la pulsera que registre su ritmo eléctrico del corazón, utilizando una tecnología de electrocardiograma (EKG) que también está incorporada en la pulsera.

Este proceso implica que el usuario colocará su pulgar sobre el sensor durante 30 segundos mientras los resultados aparecen en la pantalla del reloj. Los datos pueden ser enviados al médico.

Los lectores portátiles de electrocardiograma que funcionan con teléfonos inteligentes han existido durante años, permitiendo a los consumidores controlar la actividad eléctrica de su corazón a voluntad con un dispositivo separado; sin embargo, el problema crucial era que el aparato supiera exactamente cuándo realizar la prueba.

Para las personas que corren el riesgo de sufrir complicaciones en su sistema cardiovascular, como accidentes cerebrovasculares, dispositivos como éste pueden desempeñar un papel fundamental para ayudarles a evitar una emergencia de salud.

"Esto (la KardiaBand) monitorea continuamente tu ritmo cardíaco para hacerte saber si algo está potencialmente desviado", dijo Eric Topol, director del Scripps Translational Science Institute y profesor de medicina molecular que no está involucrado con la tecnología. "Esa es la gran diferencia", añadió.

"Esta es la primera vez que veo inteligencia artificial en un reloj inteligente", dijo Topol, quien también es cardiólogo. "Definitivamente es un paso en la dirección correcta".

El Apple Watch ya utiliza el aprendizaje automático para identificar cuándo la frecuencia cardíaca aumenta de forma anormal; sin embargo, este dispositivo tiene un nuevo enfoque personalizado que da un paso más allá, combinando dos funciones existentes, el monitor de frecuencia cardíaca y los sensores de actividad, y los lleva a un nuevo nivel utilizando la inteligencia artificial.

La KardiaBand podría ayudar a detectar anomalías eléctricas peligrosas como la fibrilación auricular. Esta afección, marcada por un ritmo errático que puede provocar coágulos de sangre mortales y derrames cerebrales, se desarrolla en aproximadamente una cuarta parte de las personas mayores de 40 años.

Pero la tecnología no es barata, se vende por 199 dólares estadounidenses. Los usuarios también pueden suscribirse al servicio premium de AliveCor por 99 dólares al año. Por supuesto, también tienen que comprar un Apple Watch, Serie 3 que cuestan 399 dólares en Macy’s.