Monterrey falló menos y dio primer golpe ante Monarcas en semis

Un gol de penal marcado por Avilés Hurtado fue suficiente para que Rayados lograra el triunfo 1-0 ante Morelia en el duelo de ida de la semifinal del Apertura 2017, en un encuentro donde las imprecisiones arbitrales estuvieron presentes y al final Hugo González terminó siendo la figura para evitar el empate purépecha.

El primer tiempo inició con un Morelia intenso, voluntarioso y que apenas al minuto tres estrelló un balón en el travesaño por medio de Rodrigo Millar, cuando los albiazules fallaron en la salida tras un resbalón de Nicolás Sánchez, pero repentinamente el encuentro cayó en un letargo.

Un juego soso, lleno de imprecisiones y faltas se dio en los siguientes minutos, hasta que al 27’ vino la primera polémica de la noche cuando Avilés Hurtado recibió un pase mientras se encontraba en línea y mandó la pelota al fondo de las redes pero la anotación fue invalidada debido a que el asistente José Alfredo López levantó su bandera.

Rayados equilibró el partido y al 35’ se dio una grave equivocación de Guzmán al cometer un claro penal sobre Avilés Hurtado que el mismo colombiano se encargó de cobrar para el 0-1 a favor de los albiazules.

Otra vez Guzmán protagonizó otra acción discutida cuando Rogelio Funes Mori sacó un disparo de derecha y la esférica se estrelló en el antebrazo del zaguero moreliano, sin que el silbante Jorge Pérez Durán marcara la que hubiera sido la segunda pena máxima de la noche para Monterrey.

Iniciando el segundo tiempo, el Mellizo se perdió el segundo gol para la Pandilla tras un servicio de Pabón por derecha y que el argentino remató solo frente a la portería, pero de manera increíble la mandó por encima.

Monarcas no pudo acomodarse y Ruidíaz se vio aislado sin recibir balones a modo para crear peligro, mientras que los del Cerro de la Silla buscaban incrementar la ventaja, pero las alarmas se encendieron para los regio cuando Avilés Hurtado tuvo que dejar el campo por una lesión.

La monarquía tuvo un par de oportunidades con disparos de media y larga distancia, pero Hugo González se encargó de apagar el peligro, incluyendo un remate de cabeza a quemarropa de Sepúlveda al 91’ y el primer capítulo de la serie fue para los pupilos del Turco.