Dinamarca levantó las restricciones sanitarias tras dar por extinta la mutación del coronavirus en los visones

El ministerio de Salud indicó que “no se ha detectado ningún nuevo caso de esa naturaleza desde el 15 de septiembre. El país ya ha sacrificado a más de dos tercios de sus 15 millones de visones y aún mantiene la intención de llegar al 100% para evitar cualquier otra mutación riesgosa

Dos semanas después de lanzar la alerta sobre la mutación del coronavirus detectada en los visones de criadero, las autoridades de Dinamarca concluyeron este jueves que la potencial amenaza está “muy probablemente erradicada”. Informaron que no detectan casos nuevos desde el pasado 15 de septiembre y, en consecuencia, las estrictas restricciones impuestas a los 280.000 habitantes de las siete comunas de Jutlandia del norte serán levantadas el viernes.

El país escandinavo ya ha sacrificado a más de dos tercios de sus 15 millones de visones para evitar la posibilidad de que los animales propaguen la enfermedad a los humanos, y mantiene la intención de eliminarlos a todos para evitar cualquier otra mutación riesgosa.

Por su parte, el SSI confirmó a la agencia AFP que la ausencia de casos se ha constatado tanto en visones como en humanos.

Si bien el problema del “Cluster 5” no fue identificado hasta principios de noviembre, los contagios de esta cepa en visones y los doce casos en humanos se remontan a agosto y septiembre, por lo cual las autoridades consideran que su transmisión podría haber desaparecido por sí sola.

Dinamarca es el mayor exportador mundial de visones y el segundo mayor criador por detrás de China, con una facturación anual de casi USD 800 millones.

Transmisible al ser humano

Los casos en este animal, muy apreciado por su piel utilizada para confeccionar prendas de lujo, dispararon las alarmas para problemas en el combate contra el covid-19 ya que no solamente puede contraer la enfermedad, sino también infectar humanos.

Con tono alarmista, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ordenó a comienzos de noviembre el sacrificio de todos los visones.

De acuerdo a los primeros estudios, la manera de mutar del “Cluster 5” podría provocar una eficacia reducida de los anticuerpos humanos, amenazando de esta manera el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

En vigor desde el 5 de noviembre, las restricciones en los siete municipios de Jutlandia del norte ( desplazamientos, cierre de los transportes públicos, bares y restaurantes) estaban previstas hasta el 3 de diciembre. Sin embargo, dada la decisión de hoy y hasta el lunes, se reabrirán todas las instituciones culturales y deportivas, restaurantes, bares, escuelas e institutos; se reanudará el transporte colectivo y ya no regirá la recomendación a los habitantes de esas localidades de no desplazarse a otras partes del país.

El SSI ha identificado otras cuatro mutaciones originadas en los visones pero aclaró que no presentan el mismo problema que el “Cluster 5”.

La operación de sacrificio de los visones se volvió polémica luego que la prensa recordara que es ilegal sacrificar animales sanos fuera de las zonas donde se concentran aquellos que están enfermos.

El ministro de Agricultura danés, Mogens Jensen, anunció el miércoles su renuncia, reconociendo que se cometieron “errores”. No obstante, los partidos de oposición están pidiendo que la primera ministra Frederiksen renuncie también, alegando que ella es en última instancia la responsable de la medida.

Frederiksen se ha disculpado públicamente, pero sostiene que la decisión de sacrificar todos los visones fue acertada y se basó en una evaluación de las autoridades sanitarias.

Buscando una solución a esta situación, luego el gobierno presentó un proyecto de ley para prohibir la cría de visones hasta 2022. Pero aunque eventualmente esta actividad vuelva a ser posible en tres años, pocos creen en su renacimiento.