Descubrieron en Rusia un “camino de huesos” de más de un siglo de antigüedad

Restos de al menos tres personas fueron hallados en una carretera en Siberia. Los lugareños discuten sobre su procedencia. Podría ser un cementerio cercano o un barranco que, se cree, habría sido utilizado como fosa común durante la guerra civil que tuvo lugar en el país a principios del siglo XX

Una “carretera de huesos” fue descubierta en la región rusa de Siberia, cuyas autoridades han abierto una investigación para determinar como aparecieron un cráneo humano y otros restos en un camino congelado cerca de Irkutsk.

Según consignó el medio británico The Guardian, los restos tendrían casi un siglo de antigüedad y fueron enterrados en la arena que recientemente fue extraída para extenderla sobre un camino local y así mejorar la tracción sobre el hielo.

Hasta ahora se han descubierto huesos de al menos tres personas. Se cree que habrían muerto durante la guerra civil rusa que tuvo lugar entre 1917 a 1922, según declaraciones de un funcionario de la ciudad de Kirensk a la televisión pública de Rusia.

Los lugareños discuten en las redes sociales donde se encontraban los huesos, preguntándose si venían de un cementerio cercano o de un barranco que, se rumorea, habría sido utilizado como fosa común durante el conflicto que tuvo lugar a principios del siglo XX.

“Se ha esparcido arena con calaveras y huesos en las carreteras de Kirensk”, escribió Nikolay Trufanov, legislador local del partido gobernante Rusia Unida en una publicación de Facebook.

“Según información preliminar, los trabajadores de servicios públicos sacaron arena del territorio cercano a un cementerio. Ni siquiera puedo describir lo monstruoso que es”, agregó el legislador, pidiendo que los responsables fueran castigados.

Los investigadores tienen en la mira un contratista local que es sospechoso de recolectar arena cerca de un cementerio sin inspeccionarla antes y esparcirla por la carretera.

Encontrar este tipo de restos no es tan extraño en Rusia. Ocasionalmente se desentierran restos humanos durante las construcciones de las obras viales, sobre todo en el oeste del país, donde tuvieron lugar batallas durante la Segunda Guerra Mundial.

En 2014, por ejemplo, se encontraron los restos de 10 personas que habrían sido soldados del Ejército Rojo durante la construcción de una carretera en la región de Kursk.

Hace dos años, trabajadores de una construcción en la vecina Letonia desenterraron casi 150 cuerpos.

El nombre “carretera de huesos” en Siberia recuerda a la carretera de Kolyma, que se extiende a lo largo de más de 2.000 kilómetros -desde Yakutsk a Madagan- y que fue construida en los tiempos de Iosif Stalin. En dicha carretera se usó mano de obra de prisioneros que encontraban en distintos gulag -campos en regiones remotas de Rusia cuyos prisioneros eran forzados a trabajar en condiciones infrahumanas- y costó más de 250 mil vidas para ser terminada, adoptando el apodo del “camino de los huesos”.