Turismo seguro y reactivación económica

La pandemia de Covid-19 ha sido el mayor desafío que ha tenido que enfrentar el sector turístico en las últimas décadas. La afectación ha sucedido a nivel global e incluso en los destinos icónicos del mundo; en nuestra memoria quedarán las imágenes de Times Square desierto, la Torre Eiffel sin parejas y el Big Ben resonando en el vacío.

Ahora hay una transición lo cual no implica regresar a ese turismo que conocimos rodeados de esa libérrimo oportunidad de pasear en sus rededores.

La Ciudad de México no ha sido ajena a este problema colateral de la emergencia sanitaria y, aunque de acuerdo con la Secretaría de Turismo federal se encuentra entre los 5 destinos más deseados en el país por los viajeros internacionales, este ha sido un año sumamente complejo.

La Secretaría de Turismo local, encabezada por Carlos Mackinlay, informó que el año pasado el porcentaje de ocupación de hoteles era de casi del 70 por ciento. Mientras que en estos meses y debido a las medidas preventivas, especialmente de sana distancia, se redujo hasta a un 26 por ciento.

Ya con el semáforo naranja, y gracias a las medidas de prevención integradas por el Gobierno de la Ciudad de México, poco a poco hoteles, restaurantes, lugares de visita y espacios públicos han reabierto de forma gradual con todas las medidas de sana distancia e higiene.

Se acerca la temporada de festividades de muertos y luego una de las temporadas favoritas de los viajeros: navidad. Estamos en condiciones de recuperar la confianza y participar de la reactivación económica para los millones de mexicanos que viven de este sector: sin bajar la guardia frente a la prevención, pero también recuperando el gusto por los colores, sabores y riqueza de nuestros sitios turísticos.

Frente a los problemas y las situaciones de polarización los ciudadanos decimos que nuestra opción es el trabajo colaborativo para contribuir a solucionar problemas. En el Consejo Ciudadano nos aliamos con el secretario Mackinlay para difundir cultura cívica y de prevención. Desde uso de cubrebocas, careta y gel antibacterial hasta respeto de horarios, cupo y señalética de los espacios para mantener la sana distancia. Además, desarrollamos capacitaciones virtuales para personal de hoteles de la Capital.