Miles de personas exigen en Berlín el fin de las restricciones por el coronavirus

Sin mascarillas, los manifestantes se movilizan por la capital alemana pese al creciente número de nuevas infecciones. La marcha se inició en las inmediaciones de la emblemática Puerta de Brandeburgo, en dirección a la Columna de la Victoria. Ahí está prevista una gran concentración para la tarde, en la que se pretende celebrar “el fin de la pandemia”

Miles de manifestantes se movilizaron hoy en Berlín, convocados por organizaciones de signo diverso incluidos grupos ultraderechistas, en contra de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus y pese al creciente número de nuevas infecciones. En las imágenes se ve que ningún asistente lleva mascarilla.

La marcha se inició en las inmediaciones de la emblemática Puerta de Brandeburgo, en dirección a la Columna de la Victoria. Ahí está prevista una gran concentración para la tarde, en la que se pretende celebrar “el fin de la pandemia”.

Entre los manifestantes, unos 7.000, según la televisión pública regional RBB, había desde pequeños comerciantes descontentos con la restricciones a la vida pública a grupos de personas que consideran estas limitaciones atentatorias contra el derecho a la libertad de movimientos.

Asimismo había una notable presencia de pancartas alusivas a una supuesta “conspiración” orquestada por la industria farmacéutica y el multimillonario estadounidense Bill Gates, movimientos antivacunas y ultraderechistas exigiendo el “fin de Angela Merkel”.

La consigna común de estos movimientos es la llamada a la resistencia y a celebrar “El Día de la Libertad”, frase que, para algunos convocantes, remite al título de la película sobre el congreso del partido nazi de 1935 dirigida por Leni Riefelstahl, la cineasta que trabajó al servicio de aparato de propaganda de Adolf Hitler.

Las autoridades berlinesas han dispuesto un fuerte dispositivo de seguridad, ya que además de esta movilización hay convocadas marchas de signo izquierdista, a lo que se suman las fiestas “espontáneas” que desde hace semanas se suceden en la capital alemana, en ocasiones con miles de participantes.

REPUNTE DE CONTAGIOS Y TEST GRATUITOS

La manifestación por el fin de las restricciones se produce en un momento de gran preocupación entre el gobierno federal de la canciller Angela Merkel y los poderes regionales por el incremento de nuevos contagios, sean los llamados “importados” o los generados en el propio país.

Según los datos del Robert Koch Institut (RKI), en las últimas 24 horas hubo 955 nuevos contagios -frente a los entre 800 y 850 de hace una semana o los entre 300 y 350 de mediados de junio-. El cómputo total de infecciones verificadas está en 209.653, con 9.148 víctimas mortales.

Alemania ofrece desde este sábado test gratuitos a los viajeros que regresan del extranjero, unas pruebas que serán obligatorias a partir del lunes para quienes proceden de regiones de riesgo, a fin de evitar la cuarentena.

La norma rige desde esta sábado, según indicaciones del ministro de Sanidad, Jens Spahn, quien defiende la gratuidad de esas pruebas pese a las críticas de quienes consideran que deberían ser a cuenta de cada viajero para no sobrecargar la sanidad pública.