MAESTROS SON SOLAPADOS POR EL GOBIERNO FEDERAL: JAVIER PAREDES

De continuar en esa dinámica del chantaje y de la presión, Michoacán seguirá siendo de los estados más rezagos en todas las materias, afirma el diputado de MC



El diputado único por Movimiento Ciudadano (MC), Javier Paredes Andrade aseguró que el gobierno federal ha solapado la serie de movilizaciones protagonizadas por la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), lo que ha provocado pérdidas millonarias a la entidad y al país y en consecuencia inducirá a que Michoacán continúe en el completo rezago.

Lamentó que haya sido el mismo Roberto Pantoja Arzola, coordinador de programas federales en Michoacán, quien reconoció que existen intereses ajenos a la educación en la lucha del ala magisterial.

“Tuvimos reunión con el Ejecutivo y justamente planteamos esta inquietud y que desde luego a la brevedad, se puedan solucionar los conflictos o ver quiénes son los que están atrás de estas tomas o estas manifestaciones, pues porque al final los maestros están en su legítimo derecho de manifestarse, lo hemos dicho siempre, pero la realidad es que el gobierno estatal les ha cubierto sus quincenas y están al corriente y simplemente es porque ya no se les puedan cubrir estos bonos que al Estado le cuestan mil 500 de pesos anuales”, arguyó.

Y es que aseguró al problema del tema económico, con el desabasto de combustible, así como el cierre de las vías del ferrocarril, los menores de edad tienen más de un mes sin asistir a la escuela, tiempo que afirmó no podrán recuperar.

“Es un tema preocupante, porque de continuar en esa dinámica, del chantaje y de la presión y de seguir tratando de obtener beneficios a costa o golpeando a los michoacanos, Michoacán seguirá siendo de los estados más rezagos en todas las materias”, manifestó.

A decir de diversos sectores empresariales, la toma de las vías férreas por parte de la CNTE ha generado pérdidas por más de 2 mil millones de pesos para el sector productivo y laboral y han acusado a la federación de solapar, ser indolente y cómplice ante dicha situación.