Tienda americana de lujo y glamour en México, está en bancarrota en EU

Las tiendas Sears en México están muy lejos de Estados Unidos, donde un agotador proceso de bancarrota ha evidenciado el deterioro de muchos de los activos físicos de la compañía estadounidense.




¿La diferencia? El mexicano Sears, controlado por el multimillonario Carlos Slim, no tiene ninguna relación con la compañía estadounidense.

A medida que Eddie Lampert consolida el control de Sears Holdings dentro de una corte de bancarrota en White Plains, Nueva York, Sears en México avanza: abre nuevos sitios en centros comerciales y, lo que es más importante, atrae compradores.

Como parte del conglomerado minorista más grande de Slim, Grupo Sanborns, es posible que Sears no esté dominando el mercado minorista de México, pero sin duda se está peleando.

A la izquierda un almacén de Sears en Estados Unidos y a la derecha uno en México.Bloomberg
Sanborns actualmente opera cerca de 100 tiendas Sears en todo México. De estos, tres son completamente nuevos y varios más se están remodelando para parecerlo, según la última presentación trimestral.

Las ventas en el espacio comercial, de 9.2 millones de pies cuadrados combinados, aumentaron 4 por ciento a 6 mil millones de pesos en el tercer trimestre, lo que representa la mitad de los ingresos totales de Sanborns.

Sears no es un recién llegado a México, ha estado allí desde 1947. Slim, cuyos negocios también incluyen un imperio de teléfonos móviles y participaciones en la construcción, bienes raíces y compañías financieras, compró Sears Holdings en 1997 y actualmente posee el 99 por ciento de Sears México a través de Grupo Sanborns.

A principios de esta semana, en un Sears en el sur de la Ciudad de México, el comprador Abdayan Rojas Gutiérrez dijo que estaba buscando ofertas después de las vacaciones. Dijo que se clasificaría a sí mismo como un cliente leal de Sears.

"Sears tiene otros productos que Liverpool y el Palacio de Hierro no llevan", dijo, refiriéndose a los competidores de los grandes almacenes de México.

El centro comercial que visita Rojas Gutiérrez, que abrió sus puertas en 2017, atrae a un flujo constante de compradores desde la estación de metro cercana. Esta tienda Sears sigue el modelo bien establecido de la tienda por departamentos de colocar las secciones generadoras de ingresos como cosméticos, perfumes y zapatos al frente. Más atrás, presenta áreas claramente delimitadas para productos como videojuegos, muebles para el hogar y ropa deportiva. Las marcas destacadas incluyen teléfonos móviles Huawei, herramientas Craftsman y televisores LG.

El contraste es claro con algunas de las tiendas de Sears en Estados Unidos, donde la falta de inversión ha erosionado el atractivo de la cadena. Mientras que Sears en Estados Unidos ha renovado ubicaciones como la tienda en Oak Brook, Illinois, la compañía continúa perdiendo participación de mercado. El último plan de rescate de Lampert propone reducir aún más la presencia de Sears en Estados Unidos a solo 425 tiendas, menos que las 766 de noviembre.

México, por otro lado, probablemente verá más lugares como en donde Rojas Gutiérrez miró chocolates y galletas.

"Lo que me gusta de esta tienda en particular es que está más concentrada", dijo Rojas Gutiérrez. "Los otros están más dispersos y no están bien iluminados. Este tiene mejor iluminación, y por eso me gusta más ".