Gobierno mexicano no debe abusar de austeridad: OCDE

Reducir demasiado las estructuras de gobierno podría hacer ineficiente el combate a la corrupción, advirtió el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría



El gobierno mexicano no debe abusar de la austeridad, ya que reducir demasiado las estructuras de gobierno podría hacer ineficiente el combate a la corrupción, advirtió el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría.

Al presentar el Informe de Seguimiento del Estudio de la OCDE sobre Integridad en México ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), dijo que el reto que enfrenta la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es encontrar el equilibrio entre el recorte a los salarios de los funcionarios públicos y la integridad en su desempeño.

El desafío, dijo, es “cómo hacemos congruente la austeridad con la profesionalización y la suficiencia de esta función (combate a la corrupción). Porque si queremos ahorrar mucho en términos de no tener muchas estructuras en el gobierno, lo que va pasar, entonces, es que el sistema no responde y el sistema se puede volver, ante la opinión pública, ineficiente y perder la credibilidad”.

Quien fuera el secretario de Hacienda en la administración de Ernesto Zedillo expuso que si bien se han observado avances en el combate a la corrupción en México, todavía hay una serie de retos que deben atenderse, uno de ellos es el “bajo nivel de efectividad” del sistema disciplinario ante irregularidades en el desempeño de los funcionarios públicos y los contratistas del gobierno.

Un ejemplo de esto, expresó, es que en México sólo se castiga el 8 por ciento de los casos de irregularidades denunciadas ante la SFP, mucho de esto se debe a que los tribunales anulan casi la mitad de los casos por deficiencias en la integración de los mismos.

Entre otros pendientes nacionales en materia de integridad, expresó el titular de la OCDE, están el nombramiento del Fiscal General de la República y de los magistrados del Tribunal de Federal de Justicia Administrativa, lo que completará el Sistema Nacional Anticorrupción; la implementación de medidas más efectivas en los gobiernos locales; la profesionalización de los comités de ética de las dependencias gubernamentales y del personal encargado del combate a la corrupción; y el reconocimiento jurídico del Comité de Participación Ciudadana para asignar recursos públicos a su funcionamiento.

“Este tema de la corrupción es como la salud. Si gasta uno un peso en la prevención, se ahorra diez pesos en la cura. En el caso de la corrupción el múltiplo es mucho mayor que uno a diez”, aseveró.

OCDE advierte de riesgos por recortes a salarios

José Ángel Gurría advirtió que el ahorro del gobierno federal en sueldos de funcionarios públicos, que muchas veces los vuelve poco competitivos, es uno de los factores que podría influir en la falta de continuidad en las políticas públicas y el combate a la corrupción.

El economista expuso que la insuficiente experiencia y profesionalización del personal de los órganos internos de control, el alto nivel de rotación, así como los salarios que muchas veces resultan poco competitivos, dado el nivel de responsabilidad, y la mala integración de los casos para ser presentados son factores que influyen en el bajo castigo a los actos de corrupción en el país.

En este contexto, recomendó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) reformar el servicio profesional de carrera para privilegiar la selección, desarrollo y promoción de los servidores públicos, área en la que sostuvo “habría que sopesar con mucho cuidado” el impacto del recorte de los salarios en las capacidades e integridad de los servidores públicos.