Se baja 4T de condena a Maduro

Trece países del continente desconocen al nuevo periodo del Presidente venezolano, que inicia el 10 de enero. Es la primera vez que el Gobierno de México se niega a firmar una medida del Grupo Lima



La administración de Andrés Manuel López Obrador se negó a firmar, ayer, la nueva condena del Grupo de Lima, que aglutina a los países democráticos del continente, excepto Estados Unidos, al nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro en Venezuela, que inicia el 10 de enero próximo.

Por primera vez desde su fundación, el 8 de agosto de 2017, el gobierno mexicano, rechazó sumarse a esa medida, con la que se desconoce a Maduro como primer mandatario de su país y califica de “ilegítima” su reelección.

A nombre del presidente López Obrador, y del canciller Marcelo Ebrard, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, explicó que la negativa a firmar la declaración es porque apuestan a la vía diplomática y la postura del Grupo de Lima abona a la agudización de la crisis en Venezuela.



Reiteramos nuestro rechazo a cualquier iniciativa que pretenda dar cabida a medidas que obstaculicen el diálogo para enfrentar la crisis en Venezuela”, dijo en su intervención en la sesión realizada ayer en Lima.

“México está convencido de que este tipo de acciones, lejos de resolver la situación en el país, abonaría a agudizar el deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos. En tal virtud, México no considera apropiada cualquier vía que no dé prioridad al fomento de la paz y del diálogo”.

En su sesión de ayer, el Grupo de Lima avaló una declaración en la que acuerdan reevaluar “el estado o nivel de sus acciones diplomáticas con Venezuela”, tomando en cuenta sus leyes, “impedir a altos funcionarios del régimen venezolano, la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima… elaborar listas de personas naturales y jurídicas con las que las entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia, prevenir el acceso al sistema financiero, y de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos o recursos económicos”.

Consensaron suspender la cooperación militar con Venezuela, y apoyarán la petición de seis países ante la Corte Penal Internacional para investigar posibles crímenes de lesa humanidad. En tanto, Luis Almagro, secretario general de la OEA pidió a la comunidad internacional desconocer a Maduro.

Ante esto, el canciller venezolano Jorge Arreaza, acusó a Estados Unidos de estar detrás del Grupo de Lima. “Los países del continente, tras recibir instrucciones del gobierno de Estados Unidos a través de una videoconferenia (de Mike Pompeo), han acordado un golpe de Estado”, aseveró.