¿Cómo bajar de peso después de Navidad?

Si estás como yo ganando unos kilos en las fiestas decembrinas. Te propongo que enero sea la hora de regresar a la disciplina horaria y el control de las porciones para recobrar nuestro peso ideal.




Te doy diez claves que me han dado mi nutriólogo de cabecera, para ponerte en acción y perder lo ganado, eso que sólo afecta a tu salud.


1. Restaura tus horarios de comida:

El desayuno, comida y cena y las dos colaciones entre comidas, a tu hora y sin saltarte ninguna, porque sólo lograrás que tu metabolismo continúe trabajando lenta y pesadamente.

2. No elimines el pan por completo:

Mucho menos si es integral. Está demostrado que el pan con fibra apoya en regímenes de pérdida de peso porque proporciona sensación de saciedad y mejora la digestión.

3. Verduras:

Deben representar una buena cantidad de los alimentos que ingieres diariamente.

4. Olvídate de los jugos:

Éstos sólo son azúcar con agua; no sirven para desintoxicar (por si habías pensado en esa posibilidad) ni son curativos. Mejor come frutas enteras, con cáscara (cuando sea posible) y con mucha moderación.

5. El plato del bien comer:

Recuerda que es la Norma Oficial Mexicana en materia de nutrición. Es una excelente guía para lograr una dieta saludable. Visita PrevenIMSS para información más detallada.

6. Adiós a las bebidas azucaradas y el alcohol:

Gran parte de los pesos ganados en la temporada navideña se deben a nuestro consumo excesivo de bebidas azucaradas y alcohol. Por unos meses, sácalos de tu rutina. Será un descanso para tu hígado y… la báscula.

7. Las porciones son la clave:

Modera la cantidad de alimento que tomas; porque hasta las manzanas podrían ser nocivas en exceso. Una manzana es saludable, 10 ya no; una tortilla está bien, medio kilo, es una broma.


© http://www.melodijolola.com
8. Actividad física necesaria:

No es que activarte te vaya a bajar de peso mágicamente. Moverte estimulará tu metabolismo y mejorará el uso de la energía de las calorías. Claro, debes moderarte en cada comida. Es un círculo virtuoso: te activas -quemas calorías- te moderas al comer -bajas de peso.

9. No hay atajos:

Las dietas milagro pueden resultar nocivas. Mejor no juegues con tu salud. Recuerda que tenemos familia.

Nada saciará mejor tu sed, además de que mejorará tu digestión e hidratará tu piel. Dos litros es suficiente, no exageres.

Ningún tip aquí expuesto es un secreto o el descubrimiento del hilo negro. Son consejos sensatos, probados y saludables. No te constará ningún trabajo –con voluntad- implementarlo en tu vida diaria.