Suspenden cuarta subasta eléctrica en México por cambio de Gobierno

Por instrucción de la nueva Presidencia de México se suspendió el fallo previsto para el 18 de diciembre a la cuarta subasta de energía eléctrica a largo plazo, en la que participa la española Iberdrola, informaron hoy fuentes oficiales.

Se notifica el acuerdo de suspensión de la subasta de largo plazo SLP-1/2018″, indicó el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) en un boletín.

De acuerdo con un documento al que tuvo acceso Efe, se declaró la suspensión de este concurso desde este 4 de diciembre y “por instrucción de la Presidencia de la República”, que este 1 de diciembre cambió de manos al asumir el cargo el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Ello derivado también “del cambio de administración en el Suministrador de Servicios Básicos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Secretaría de Energía y el Centro Nacional de Control de Energía”, apuntó el texto.

Dicha suspensión se mantendrá en tanto se revisan “los objetivos y alcances” de la subasta de largo plazo. “Una vez finalizada la revisión mencionada por parte de las entidades involucradas se realizará la notificación de reactivación”, agregó el comunicado.

De acuerdo con fuentes del sector, tras esta suspensión se establecen dos meses para fijar una nueva fecha. De no concretarse el nuevo día de la licitación, el concurso quedaría definitivamente cancelado.

Esta cuarta subasta de energía había sido aplazada varias veces a lo largo del año debido al cambio de gobierno que vivió este 2018 México con el arribo a la Presidencia, este 1 de diciembre, de López Obrador.

De acuerdo con el Cenace, la cuarta subasta de largo plazo tiene por objetivo permitir al suministrador de servicios básicos celebrar contratos de cobertura eléctrica “en forma competitiva y en condiciones de prudencia”.

Ello a fin de satisfacer las necesidades de potencia, energía eléctrica y Certificados de Energías Limpias (CEL), que se deban cubrir a través de contratos de largo plazo.

Igual que en la tercera subasta, esta estará abierta a compradores distintos al suministro básico, los cuales podrán presentar ofertas de compra en los tres productos eléctricos mencionados”, explicó el organismo al anunciar el concurso.

La reforma energética, impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) abrió el sector a la iniciativa privada al liberalizar actividades como la generación y la comercialización eléctrica.

Como resultado de las tres subastas anteriores, se beneficiaron 19 estados de México con el desarrollo de 70 nuevas centrales eléctricas, de las cuales 67 son de energías limpias.
Estos proyectos fueron asignados a 42 empresas de distintos países, que invertirán 9.000 millones de dólares en los próximos años, según datos del Gobierno federal.