• Los mercenarios rusos, al servicio de una mayor influencia de Vladimir Putin en el mundo

    Las empresas privadas de seguridad ligadas a Moscú están presentes en al menos 30 países en cuatro continentes. Cómo es su rol en Ucrania, Siria, Libia y Venezuela Las empresas militares privadas, como el Grupo Wagner, se han convertido en los últimos años en una herramienta vital con la que Rusia expande su influencia en el mundo al tiempo que defiende sus intereses. Actualmente, hay presencia de mercenarios rusos en al menos 30 países de cuatro continentes, lo que demuestra la expansión de este fenómeno que tuvo en el conflicto de Ucrania en 2014 su primer ensayo. Aunque las empresas de mercenarios son técnicamente ilegales según la Constitución rusa, lo cierto es que se han convertido en un componente clave de la estrategia de “guerra híbrida” que viene llevando a cabo Moscú y ofrecen al presidente ruso, Vladimir Putin, un medio con el que “ejecutar sus objetivos políticos y hacer avanzar los intereses de seguridad nacional rusos en todo el mundo”, señala en un reciente informe el Centro para los Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). En general, según los autores de ‘Las guerras de los mercenarios de Moscú’, estas firmas de seguridad están en manos de oligarcas próximos al Kremlin, como es el caso del propietario del Grupo Wagner, Yevgeni Prigozhin, muy cercano a Putin y que es objeto de sanciones por parte de Estados Unidos. Uno de sus principales cometidos es de apuntalar la política exterior rusa y ampliar su influencia a nivel mundial, puesto que gracias a los mercenarios Moscú puede apoyar a determinados países o socios. Desde el punto de vista militar, dadas las capacidades de estos mercenarios (generalmente antiguos miembros de las fuerzas de seguridad), se puede reforzar a aliados, al tiempo que se establece presencia militar en escenarios donde no la había e incluso se llega a alterar el equilibrio de poder en determinados conflictos “mientras se mantiene un grado de negación plausible por parte del Kremlin”, destacan los autores. Además, los mercenarios son más prescindibles y su uso es menos arriesgado que el despliegue de soldados rusos, especialmente en caso de que mueran en combate o durante misiones de entrenamiento. Los efectivos de las empresas de seguridad se han convertido también en una fuente para recabar información de Inteligencia, además de poder llevar a cabo acciones encubiertas y actividades clandestinas, según el CSIS. Entrenamiento apoyado por el Ejército ruso Los contratistas de seguridad reciben entrenamiento antes de ser enviados al extranjero, en algunos casos incluso dentro de bases militares y con el probable apoyo del Ejército y los servicios de Inteligencia. Por ejemplo, según el informe, el Grupo Wagner forma a sus hombres en dos campamentos junto a una base de los servicios de Inteligencia (GRU) en Molkino, en la región de Krasnodar. Por otra parte, las empresas de mercenarios y la firmas vinculadas a ellos en materia de energía, minas, seguridad y logística ofrecen también al Gobierno ruso una vía para “ampliar su influencia comercial y económica en los países en desarrollo y construir nuevos flujos de ingresos, en especial del petróleo, el gas y la extracción de minerales, para reducir el impacto de las sanciones”, resalta el informe. En cuanto a las tareas que realizan, su principal cometido es entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad del país anfitrión o alguna milicia local, lo que incluye capacitación en tareas especializadas de combate, como pueden ser el uso de francotiradores o la defensa antiaérea. Además, trabajan para proteger a las autoridades locales, llegando incluso a convertirse en los guardaespaldas de presidentes, como es el caso de República Centroafricana. En algunas ocasiones, según el informe, los mercenarios vinculados a la GRU reclutan a activos humanos además de realizar labores de vigilancia y reconocimiento y llevar a cabo acciones de guerra política, sabotaje y otras misiones encubiertas. Los mercenarios son igualmente desplegados para proteger infraestructura energética clave o minas tanto para los países anfitriones como para empresas rusas. Además tanto ellos como las organizaciones mediáticas ligadas a sus empresas ayudan a diseminar mensajes a favor de Rusia. En este caso, es particularmente famosa la ‘granja de trolls’ propiedad de Prigozhin, también sancionada por Estados Unidos. De Ucrania a Venezuela Ucrania fue el primer país en el que hicieron acto de presencia los mercenarios rusos. Antes de su papel central en el conflicto en la región de Donbás, todavía activo, ya estuvieron presentes en la anexión rusa de Crimea en marzo de 2014. Según el CSIS, en el momento álgido del conflicto entre los separatistas y las fuerzas ucranianas hubo entre 2.500 y 5.000 mercenarios rusos, incluidos del Grupo Wagner. Su rol fue el de “desestabilizar y luego consolidar el control sobre Crimea y Donbás, lastrando y presionando a Kiev y sus aliados occidentales para que hicieran concesiones diplomáticas”, todo ello “negando cualquier implicación oficial rusa”, subrayan los expertos autores del informe. Pese a ello, la contienda ha terminado por convertirse en un “conflicto congelado” del que no obstante Rusia ha podido sacar algunas lecciones que aplicar en otros escenarios. Siria ha sido uno de ellos. Aquí, los mercenarios rusos han sido claves a la hora de apuntalar al régimen de Bashar al Assad y de frenar los esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados. Además, han sido cruciales en la toma de yacimientos de petróleo, refinerías, plantas de gas y otras infraestructuras que estaban en manos de los rebeldes. Según CSIS, en este país ha llegado a haber hasta entre 1.000 y 3.000 mercenarios rusos de distintas firmas, incluido el Grupo Wagner, los cuales han tenido un papel cada vez más directo en las operaciones de combate del régimen sirio y a menudo sincronizado con las prioridades económicas de Moscú. Este país ha servido también como terreno de pruebas de un modelo de despliegue híbrido que incluye a fuerzas estatales y a mercenarios. En el caso de Libia, el respaldo de los mercenarios no ha sido para el Gobierno reconocido por la comunidad internacional, sino para el general Jalifa Haftar, a cuyas fuerzas ha entrenado y apoyado en su ofensiva para tomar Trípoli. El papel de los entre 800 y 1.200 mercenarios, principalmente del Grupo Wagner, también ha incluido defender los intereses rusos en el país. “Rusia vio un vacío de poder y una oportunidad de explotar la inestabilidad para ampliar la influencia rusa, usando a los mercenarios para fortalecer a Haftar, decantar el conflicto a su favor y llevarse la recompensa”, subrayan los autores del informe. Además, los mercenarios rusos han reforzado “la posición geoestratégica y la influencia diplomática” en Libia, lo que confiere a Rusia un papel en cualquier solución en el conflicto. También hay presencia de mercenarios rusos en el África subsahariana. En RCA, han estado entrenando a las fuerzas de seguridad, además de proteger a su presidente, Faustin-Archange Touadéra, y las operaciones mineras. Mozambique ha sido, sin embargo, un fracaso. Los mercenarios del Grupo Wagner llegados para apoyar al Gobierno en su lucha contra los yihadistas en Cabo Delgado “tenían poca experiencia en realizar operaciones en los bosqus y tuvieron dificultades para coordinarse con las fuerzas locales”, según CSIS. Llegados en septiembre de 2019, fueron reemplazados el pasado abril por mercernarios de la firma sudafricana Dyck Advisory Group. Además, los mercenarios rusos también han cruzado el Atlántico. Desde 2017 están presentes en Venezuela, que tiene en Moscú a uno de sus mayores aliados, para custodiar los intereses rusos y de sus empresas, entre ellas Rosneft. Además, desde enero de 2019, alrededor de un centenar de ellos fueron desplegados para proteger al Nicolás Maduro, después de que Juan Guaidó se autoproclamara presidente encargado.

    Ver Más
  • Detectaron coronavirus en el primer crucero que llegó a Grecia luego del confinamiento

    Doce tripulantes del Mein Schiff 6 dieron positivo y fueron aislados. El barco, con más de 1500 personas a bordo, llegará el martes a El Pireo, donde los pasajeros podrá desembarcar Las autoridades griegas informaron el lunes que 12 tripulantes de un crucero de bandera maltesa que navegaba cerca de una isla griega dieron positivo al coronavirus y que fueron aislados a bordo el barco, con más de 1.500 personas a bordo. El Mein Schiff 6, operado por TUI Cruises, comenzó su viaje el domingo por la noche en Heraklion, en la isla griega de Creta, con 922 pasajeros y 666 tripulantes, precisó el Ministerio de Navegación de Grecia. Los que dieron positivo a COVID-19 fueron aislados a bordo y el crucero se dirigía a El Pireo, el principal puerto del país y cerca de la capital griega, Atenas. Su cronograma original prevé que siga posteriormente a la isla occidental de Corfú. El lunes el barco se encontraba amarrado en la isla de Milos, en las Cícladas. Luego de que se les practicaron pruebas diagnósticas a 150 de los miembros de la tripulación, se encontró que 12 dieron positivo, dijo el ministerio. Los pasajeros fueron sometidos a pruebas de coronavirus antes de abordar y no formaron parte de las pruebas. Los pasajeros están todos en perfecto estado de salud y obtuvieron autorización para desembarcar, precisó una portavoz de la Guardia Costera griega. Las autoridades griegas de Salud prevén que el barco llegará el martes y dijeron que un equipo de la Organización Nacional de Salud Pública estará disponible para volver a analizar los 12 casos positivos, así como a cualquier otra persona que la tripulación del barco y el médico a bordo consideren necesario. La autoridad de salud dijo que los 12 que dieron positivo en la prueba eran asintomáticos y que tenían una “carga viral baja”.

    Ver Más
  • Cerrarán Puente Grande: la prisión que el Chapo Guzmán convirtió en su palacio personal

    Los reclusos que permanecen en el Cefereso serán trasladas a otras cárceles, y los empleados serán reubicados El Gobierno Federal informó en el Diario Oficial de la Nación (DOF) la desincorporación del Sistema Penitenciario Federal al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2 “Occidente”, ubicado en Puente Grande, Jalisco. El acuerdo está firmado por Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y entra en vigor este lunes 28 de septiembre. La Secretaría de Seguridad será la encargada de determinar en que se ocuparan las instalaciones de Puente Grande, una de las penitenciarías consideradas de alta seguridad en el país y sitio de donde escapó Joaquín “Chapo” Guzmán Loera, fundador del cártel de Sinaloa, en enero del 2001. En el documento se especifica que las personas privadas de su libertad que se encuentran en el centro penitenciario serán trasladas a otras cárceles, situación que será determinada por el Comisionado de Prevención y Readaptación Social. Entre los presos están: Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como el “Jefe de Jefes”, y uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara; Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, conocido como El Mochomito, es hijo de Alfredo Beltrán Leyva y sobrino de Joaquín Guzmán Loera; Israel Vallarta, presunto líder del grupo delictivo de los Zodiaco, entre otros. En el caso de las personas que laboran en dicha prisión también serán reubicados a otros centros penitenciarios y según “las necesidades del servicio de la institución”. Mientras que en caso de los recursos materiales y financieros se indica que “el Comisionado de Prevención y Readaptación Social, a través de la Dirección General de Administración de Prevención y Readaptación Social, realizará las acciones conducentes para el destino final de los bienes muebles pertenecientes al Centro Federal, haciendo uso de los recursos materiales, financieros y humanos que sean necesarios para tal fin”. El “Chapo” Guzmán en Puente Grande El líder del Cártel de Sinaloa fue detenido por su presunta participación en el crimen del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en 1993, y fue recluido en junio en la cárcel de máxima seguridad de Almoloya de Juárez (ahora del Altiplano). Meses después fue trasladado a la prisión en Puente Grande, sitio que convirtió un lugar apto para habitar al sobornar a las autoridades y, posteriormente, vulnera su seguridad. La cadena estadounidense CNN tuvo acceso en el 2016 a una copia del testimonio de José Antonio Ortega Sánchez, en ese momento representante legal de la Arquidiócesis de Guadalajara, sobre aquel 16 de marzo del 2001, cuando esperó 12 horas al narcotraficante para una audiencia. Ortega Sánchez cuestionó al capo sobre la razón de su demora en la audiencia. La respuesta de Loera Guzmán fue: “Mire, tenía mi visita conyugal hoy. Luego fui al baño turco y luego tuve que tomar una siesta para poder saludarlo como usted se merece”, relató el abogado. Aunque el capo portaba el uniforme color crema al igual que el resto de los reclusos, no portaba esposas y siempre era custodiado por dos guardias. El Chapo era el dueño de esa prisión en ese momento. Era como si nos hubiera invitado a su casa. Nos ofreció café sabiendo muy bien que la audiencia iba a durar varias horas En aquel interrogatorio, José Antonio Ortega obtuvo muy poco información sobre el asesinato de Posadas Ocampo, porque la respuesta recurrente que obtuvo del Chapo fue “no recuerdo” y pero precisó que sus hombres no habían disparado ninguna bala ese 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto. Tras una estancia de ochos años en Puente Grande, Joaquín Guzmán fugó del penal de máxima seguridad el viernes 19 de enero del 2001. El narcotraficante salió en un carrito en el que se transportaba ropa sucia y con ayuda del personal libró seis controles de seguridad. Previamente, desconectó el sistema de circuito cerrado de la penitenciaría. Lo anterior significó su primera fuga de las dos ocasiones que escapó de las autoridades mexicanas.

    Ver Más

Escucha la mejor estación ONLINE

Ver VOX la mejor estación ONLINE






UN DÍA COMO HOY 21 DE SEPTIEMBRE DE 1947

NACE DON FELDER GUITARRISTA DE THE EAGLES.

Se mantendrán las pintas del Centro Histórico de Morelia por al menos ocho días: Morón

Mantendrán las pintas del Centro Histórico de Morelia por al menos ocho días, como una muestra de indignación por la muerte de Jessica González y la desaparición de muchas mujeres, señaló el alcalde Raúl Morón. En entrevista, señaló que las manifestaciones como las que se estuvieron realizando el fin de semana para exigir justicia por la muerte de la joven Jessica González, deben respetarse por la indignación que generaron éstos hechos y que todos comparten el sentimiento. Por lo que dejarán alrededor de ocho días las pintas y el grafiti que colocaron los grupos feministas en las marchas que realizaron, esto, indicó Raúl Morón, para visualizar la indignación que se siente por la muerte de Jessica y de muchas niñas y mujeres que están desaparecidas o que sufrieron feminicidios, por lo que por solidaridad las dejarán y más adelante se intervendrá con la limpieza de los edificios dañados. Así mismo, indicó que colaborarán para que haya justicia en el caso de Jessica y que no quede impune y también coadyuvaran en la alerta roja del Interpol ante la sospecha de que los presuntos culpables del hecho pudieron salir del país. Añadió el munícipe, que en el caso local hay coordinación para la alerta de género, tanto con el estado, como con la Fiscalía General de Justicia del Estado para de manera conjunta trabajar el tema de violencia de género.

...
Ver Más

Arranca 1 de octubre vacunación contra influenza, se dispondrán de 1.3 millones de dosis

Las autoridades estatales y federales de salud, anunciaron el arranque este 1 de octubre de la estrategia de vacunación contra la influenza en michoacana, misma que pretende alcanzar 1.3 millones de vacunas durante el próximo invierno. Las titulares del IMSS, ISSSTE y la secretaria de salud en el Estado, María Luisa Rodea Pimentel, Selene Estrada Soto y Diana Carpio respectivamente, explicaron la estrategia que busca lograr, por lo menos, un 75 por ciento de la meta al 31 de diciembre. En rueda de prensa, se especificó que el personal de salud será el primero en ser inmunizado para posteriormente atender a la población mediante los puestos de vacunación que se instalarán en los 364 Centros de Salud y 27 Hospitales. También habrá módulos de atención en las 113 presidencias municipales, además de las brigadas de vacunación a grupos especiales asilos, guarderías y empresas, añadió la delegada del IMSS. Se vacunará a grupos vulnerables como niños y adultos mayores, así como personas diabéticas, hipertensas, embarazada con 13 semanas de gestación e incluso a pacientes que superaron el COVID. Hay que señalar que Michoacán registró el año pasado más de 150 casos de influenza y 11 defunciones.

...
Ver Más

Santiago Nieto: UIF ya está detrás de Calderón y Peña Nieto por Odebrecht

La UIF analiza las operaciones que describió Emilio Lozoya en su declaración ante las autoridades mexicanas. Nieto Castillo aclaró que siempre ha actuado con absoluta imparcialidad La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) indaga a los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto en relación con los sobornos en el caso de Odebrecht, con base a lo que ha declarado por Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la Fiscalía General de la República (FGR). En el caso de Peña Nieto, indicó que se destinaron recursos provenientes de la constructora brasileña Odebrecht en la campaña presidencial del priista (USD 6 millones). Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, aclaró en entrevistas para El Universal que los ex presidentes son dos de las 70 personas que investiga el organismo y corrobora la veracidad de lo declarado por Lozoya Austin. Se está analizando operación por operación descrita haciendo la revisión del sistema financiero en los sujetos obligados por actividades vulnerables para efectos de determinar si hay elementos para poder, en su caso, presentar la denuncia El proceso requiere de una revisión en una base de datos y para poder verificar dicha actividades, indicó, deben contar con información del Banco de México (Banxico), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), proceso que puede tardar entre dos y tres meses. Mientras que del gobierno Calderón Hinojosa acusó que se concluyeron negocios a través de Pemex con Braskem, filial de la empresa brasileña, al ceder la petrolera mexicana la construcción de la planta de Etileno XXI. La UIF ya ha presentado cinco denuncias relacionadas a la administración de Lozoya Austin en Pemex y en el organismo se presentará una última que tiene relación con el pago de la empresa petrolera a Odebrecht por 3,000 millones de pesos. “A partir de ahí la diseminación de los recursos hacia empresas que tienen pocas transacciones financieras y que presentan características de empresas fachada. Estas compañías en muchos casos terminaban sacando recursos en efectivo en varias entidades durante el 2015 y 2016, años en los que hubo proceso electoral”, explicó Santiago Nieto. Y con lo relacionado con Fertinal concluirán las investigaciones sobre Emilio Lozoya. El funcionario comentó para el mismo medio que entre las consecuencias que se ha enfrentado con por la labor que ha hecho, fue que su destitución de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales (Fepade) en octubre del 2017, consecuencia de las órdenes de aprehensión contra Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, y César Duarte, es gobernador de Chihuahua, los asuntos relacionados con el despliegue ministerial y la situación de secretarios de Estado. Nieto Castillo negó exista venganza contra personas relacionadas con el gobierno de Peña Nieto. “Siempre he actuado con absoluta imparcialidad, sin filias ni fobias, no es mi culpa que sean corruptos”. En relación con otros casos en los que la UIF ha investigado a funcionarios o ex funcionarios en los últimos meses, refirió que lo hecho es entregar la información que le han solicitado, “yo tengo que entregarla y si hay algún tipo de actividad presuntamente delictiva, denunciarlo y hacer los acuerdo de congelamiento de cuentas”. Y concluyó sobre su relación con el mandatario Andrés Manuel López Obrador que existe una lealtad. “Las lealtades son de ida y vuelta y es lo que he procurado con él, en todo momento informarle de las investigaciones, apoyar su proyecto de gobierno porque estoy convencido de que hay que combatir la corrupción”.

...
Ver Más

Los mercenarios rusos, al servicio de una mayor influencia de Vladimir Putin en el mundo

Las empresas privadas de seguridad ligadas a Moscú están presentes en al menos 30 países en cuatro continentes. Cómo es su rol en Ucrania, Siria, Libia y Venezuela Las empresas militares privadas, como el Grupo Wagner, se han convertido en los últimos años en una herramienta vital con la que Rusia expande su influencia en el mundo al tiempo que defiende sus intereses. Actualmente, hay presencia de mercenarios rusos en al menos 30 países de cuatro continentes, lo que demuestra la expansión de este fenómeno que tuvo en el conflicto de Ucrania en 2014 su primer ensayo. Aunque las empresas de mercenarios son técnicamente ilegales según la Constitución rusa, lo cierto es que se han convertido en un componente clave de la estrategia de “guerra híbrida” que viene llevando a cabo Moscú y ofrecen al presidente ruso, Vladimir Putin, un medio con el que “ejecutar sus objetivos políticos y hacer avanzar los intereses de seguridad nacional rusos en todo el mundo”, señala en un reciente informe el Centro para los Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). En general, según los autores de ‘Las guerras de los mercenarios de Moscú’, estas firmas de seguridad están en manos de oligarcas próximos al Kremlin, como es el caso del propietario del Grupo Wagner, Yevgeni Prigozhin, muy cercano a Putin y que es objeto de sanciones por parte de Estados Unidos. Uno de sus principales cometidos es de apuntalar la política exterior rusa y ampliar su influencia a nivel mundial, puesto que gracias a los mercenarios Moscú puede apoyar a determinados países o socios. Desde el punto de vista militar, dadas las capacidades de estos mercenarios (generalmente antiguos miembros de las fuerzas de seguridad), se puede reforzar a aliados, al tiempo que se establece presencia militar en escenarios donde no la había e incluso se llega a alterar el equilibrio de poder en determinados conflictos “mientras se mantiene un grado de negación plausible por parte del Kremlin”, destacan los autores. Además, los mercenarios son más prescindibles y su uso es menos arriesgado que el despliegue de soldados rusos, especialmente en caso de que mueran en combate o durante misiones de entrenamiento. Los efectivos de las empresas de seguridad se han convertido también en una fuente para recabar información de Inteligencia, además de poder llevar a cabo acciones encubiertas y actividades clandestinas, según el CSIS. Entrenamiento apoyado por el Ejército ruso Los contratistas de seguridad reciben entrenamiento antes de ser enviados al extranjero, en algunos casos incluso dentro de bases militares y con el probable apoyo del Ejército y los servicios de Inteligencia. Por ejemplo, según el informe, el Grupo Wagner forma a sus hombres en dos campamentos junto a una base de los servicios de Inteligencia (GRU) en Molkino, en la región de Krasnodar. Por otra parte, las empresas de mercenarios y la firmas vinculadas a ellos en materia de energía, minas, seguridad y logística ofrecen también al Gobierno ruso una vía para “ampliar su influencia comercial y económica en los países en desarrollo y construir nuevos flujos de ingresos, en especial del petróleo, el gas y la extracción de minerales, para reducir el impacto de las sanciones”, resalta el informe. En cuanto a las tareas que realizan, su principal cometido es entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad del país anfitrión o alguna milicia local, lo que incluye capacitación en tareas especializadas de combate, como pueden ser el uso de francotiradores o la defensa antiaérea. Además, trabajan para proteger a las autoridades locales, llegando incluso a convertirse en los guardaespaldas de presidentes, como es el caso de República Centroafricana. En algunas ocasiones, según el informe, los mercenarios vinculados a la GRU reclutan a activos humanos además de realizar labores de vigilancia y reconocimiento y llevar a cabo acciones de guerra política, sabotaje y otras misiones encubiertas. Los mercenarios son igualmente desplegados para proteger infraestructura energética clave o minas tanto para los países anfitriones como para empresas rusas. Además tanto ellos como las organizaciones mediáticas ligadas a sus empresas ayudan a diseminar mensajes a favor de Rusia. En este caso, es particularmente famosa la ‘granja de trolls’ propiedad de Prigozhin, también sancionada por Estados Unidos. De Ucrania a Venezuela Ucrania fue el primer país en el que hicieron acto de presencia los mercenarios rusos. Antes de su papel central en el conflicto en la región de Donbás, todavía activo, ya estuvieron presentes en la anexión rusa de Crimea en marzo de 2014. Según el CSIS, en el momento álgido del conflicto entre los separatistas y las fuerzas ucranianas hubo entre 2.500 y 5.000 mercenarios rusos, incluidos del Grupo Wagner. Su rol fue el de “desestabilizar y luego consolidar el control sobre Crimea y Donbás, lastrando y presionando a Kiev y sus aliados occidentales para que hicieran concesiones diplomáticas”, todo ello “negando cualquier implicación oficial rusa”, subrayan los expertos autores del informe. Pese a ello, la contienda ha terminado por convertirse en un “conflicto congelado” del que no obstante Rusia ha podido sacar algunas lecciones que aplicar en otros escenarios. Siria ha sido uno de ellos. Aquí, los mercenarios rusos han sido claves a la hora de apuntalar al régimen de Bashar al Assad y de frenar los esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados. Además, han sido cruciales en la toma de yacimientos de petróleo, refinerías, plantas de gas y otras infraestructuras que estaban en manos de los rebeldes. Según CSIS, en este país ha llegado a haber hasta entre 1.000 y 3.000 mercenarios rusos de distintas firmas, incluido el Grupo Wagner, los cuales han tenido un papel cada vez más directo en las operaciones de combate del régimen sirio y a menudo sincronizado con las prioridades económicas de Moscú. Este país ha servido también como terreno de pruebas de un modelo de despliegue híbrido que incluye a fuerzas estatales y a mercenarios. En el caso de Libia, el respaldo de los mercenarios no ha sido para el Gobierno reconocido por la comunidad internacional, sino para el general Jalifa Haftar, a cuyas fuerzas ha entrenado y apoyado en su ofensiva para tomar Trípoli. El papel de los entre 800 y 1.200 mercenarios, principalmente del Grupo Wagner, también ha incluido defender los intereses rusos en el país. “Rusia vio un vacío de poder y una oportunidad de explotar la inestabilidad para ampliar la influencia rusa, usando a los mercenarios para fortalecer a Haftar, decantar el conflicto a su favor y llevarse la recompensa”, subrayan los autores del informe. Además, los mercenarios rusos han reforzado “la posición geoestratégica y la influencia diplomática” en Libia, lo que confiere a Rusia un papel en cualquier solución en el conflicto. También hay presencia de mercenarios rusos en el África subsahariana. En RCA, han estado entrenando a las fuerzas de seguridad, además de proteger a su presidente, Faustin-Archange Touadéra, y las operaciones mineras. Mozambique ha sido, sin embargo, un fracaso. Los mercenarios del Grupo Wagner llegados para apoyar al Gobierno en su lucha contra los yihadistas en Cabo Delgado “tenían poca experiencia en realizar operaciones en los bosqus y tuvieron dificultades para coordinarse con las fuerzas locales”, según CSIS. Llegados en septiembre de 2019, fueron reemplazados el pasado abril por mercernarios de la firma sudafricana Dyck Advisory Group. Además, los mercenarios rusos también han cruzado el Atlántico. Desde 2017 están presentes en Venezuela, que tiene en Moscú a uno de sus mayores aliados, para custodiar los intereses rusos y de sus empresas, entre ellas Rosneft. Además, desde enero de 2019, alrededor de un centenar de ellos fueron desplegados para proteger al Nicolás Maduro, después de que Juan Guaidó se autoproclamara presidente encargado.

...
Ver Más

Cerrarán Puente Grande: la prisión que el Chapo Guzmán convirtió en su palacio personal

Los reclusos que permanecen en el Cefereso serán trasladas a otras cárceles, y los empleados serán reubicados El Gobierno Federal informó en el Diario Oficial de la Nación (DOF) la desincorporación del Sistema Penitenciario Federal al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2 “Occidente”, ubicado en Puente Grande, Jalisco. El acuerdo está firmado por Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y entra en vigor este lunes 28 de septiembre. La Secretaría de Seguridad será la encargada de determinar en que se ocuparan las instalaciones de Puente Grande, una de las penitenciarías consideradas de alta seguridad en el país y sitio de donde escapó Joaquín “Chapo” Guzmán Loera, fundador del cártel de Sinaloa, en enero del 2001. En el documento se especifica que las personas privadas de su libertad que se encuentran en el centro penitenciario serán trasladas a otras cárceles, situación que será determinada por el Comisionado de Prevención y Readaptación Social. Entre los presos están: Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como el “Jefe de Jefes”, y uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara; Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, conocido como El Mochomito, es hijo de Alfredo Beltrán Leyva y sobrino de Joaquín Guzmán Loera; Israel Vallarta, presunto líder del grupo delictivo de los Zodiaco, entre otros. En el caso de las personas que laboran en dicha prisión también serán reubicados a otros centros penitenciarios y según “las necesidades del servicio de la institución”. Mientras que en caso de los recursos materiales y financieros se indica que “el Comisionado de Prevención y Readaptación Social, a través de la Dirección General de Administración de Prevención y Readaptación Social, realizará las acciones conducentes para el destino final de los bienes muebles pertenecientes al Centro Federal, haciendo uso de los recursos materiales, financieros y humanos que sean necesarios para tal fin”. El “Chapo” Guzmán en Puente Grande El líder del Cártel de Sinaloa fue detenido por su presunta participación en el crimen del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en 1993, y fue recluido en junio en la cárcel de máxima seguridad de Almoloya de Juárez (ahora del Altiplano). Meses después fue trasladado a la prisión en Puente Grande, sitio que convirtió un lugar apto para habitar al sobornar a las autoridades y, posteriormente, vulnera su seguridad. La cadena estadounidense CNN tuvo acceso en el 2016 a una copia del testimonio de José Antonio Ortega Sánchez, en ese momento representante legal de la Arquidiócesis de Guadalajara, sobre aquel 16 de marzo del 2001, cuando esperó 12 horas al narcotraficante para una audiencia. Ortega Sánchez cuestionó al capo sobre la razón de su demora en la audiencia. La respuesta de Loera Guzmán fue: “Mire, tenía mi visita conyugal hoy. Luego fui al baño turco y luego tuve que tomar una siesta para poder saludarlo como usted se merece”, relató el abogado. Aunque el capo portaba el uniforme color crema al igual que el resto de los reclusos, no portaba esposas y siempre era custodiado por dos guardias. El Chapo era el dueño de esa prisión en ese momento. Era como si nos hubiera invitado a su casa. Nos ofreció café sabiendo muy bien que la audiencia iba a durar varias horas En aquel interrogatorio, José Antonio Ortega obtuvo muy poco información sobre el asesinato de Posadas Ocampo, porque la respuesta recurrente que obtuvo del Chapo fue “no recuerdo” y pero precisó que sus hombres no habían disparado ninguna bala ese 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto. Tras una estancia de ochos años en Puente Grande, Joaquín Guzmán fugó del penal de máxima seguridad el viernes 19 de enero del 2001. El narcotraficante salió en un carrito en el que se transportaba ropa sucia y con ayuda del personal libró seis controles de seguridad. Previamente, desconectó el sistema de circuito cerrado de la penitenciaría. Lo anterior significó su primera fuga de las dos ocasiones que escapó de las autoridades mexicanas.

...
Ver Más

Exfutbolistas del Barcelona se unen a Messi en contra de la directiva

Después de confirmarse la salida de Luis Suárez y la continuidad de Lionel Messi en el Barcelona, la bomba estalló. La carta de despedida de “La Pulga” a Luis Suárez, su mejor amigo, confirmó la tensión de las cosas entre jugadores, directiva e incluso exfutbolistas. Después de unas emotivas palabras a su amigo y excompañero, el astro argentino remató con una “indirecta” en contra de la directiva culé, encabezada por Josep Bartomeu, a la que se unieron exfutbolistas del equipo culé como Neymar Jr, Samuel Eto’o y Dani Alves. “Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente. Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada”, sentenció el argentino a lo que las reacciones de sus excompañeros no tardaron. Neymar Jr, ahora futbolista del PSG, apoyó a Messi escribiendo: "Increíble como hacen las cosas". Dani Alves, secundó con: "Infelizmente es esa lá realidad, que viene de hace tiempo. Solo se confirma año tras años! No es sobre ganar o perder, eso lo sabemos y mucho, es sobre respecto y eso no lo saben! Sigue duro que de alguna manera estamos allí" El Barcelona transfirió a Suárez al Atlético de Madrid, rival de la Liga española, por seis millones de euros (siete millones de dólares). El atacante firmó el viernes un contrato por dos temporadas con el club después de aprobar un examen médico. Messi había tratado de salir del club del que ha formado parte durante 20 años después de la debacle ante el Bayern, pero el Barcelona respondió que el argentino deberá primero cumplir con el año restante de su contrato. Los comentarios del Messi son el desacuerdo más reciente entre él y la directiva del equipo. El presidente del club, Josep Bartomeu, ha anunciado elecciones para marzo, en las cuales no podrá buscar su reelección, pero también enfrenta un referendo de censura que podría representar su expulsión de él y su directiva en las próximas semanas.

...
Ver Más